Las 6 revisiones que tendrás que hacerle a tu coche para que este año vaya rodado

Hay que revisar el sistema de frenado y cambiar el líquido cada dos años o entre 40.000 y 60.000 km.
Hay que revisar el sistema de frenado y cambiar el líquido cada dos años o entre 40.000 y 60.000 km.
Freepik

Las revisiones periódicas son necesarias para que tu coche funcione a la perfección y para evitarte carísimas averías no previstas que pueden incluso dejarte sin vehículo. Pero entre las fechas de mantenimiento que establecen los fabricantes, las que dice el mecánico y las que te aconseja tu cuñado, las revisiones del coche se convierten un quebradero de cabeza.

Hay que saber distinguir entre el mantenimiento más a largo plazo y las revisiones que son indispensables en intervalos cortos de tiempo para el correcto funcionamiento del coche. Por ejemplo, se estipula que hay que cambiar la correa de distribución cada alrededor de 60.000 kilómetros pero el aceite es necesario revisarlo a los 15.000.

También es importante entender que las revisiones se marcan en tiempos de kilometraje o de años y que cada fabricante y marca tiene sus propios plazos, aunque hay algunos generales. Si está señalado que hay que cambiar el aceite cada 12 meses o cada 15.000 kilómetros recorridos, habrá que hacerlo cuando se cumpla uno u otro plaza indistintamente del otro.

Una vez explicado esto, hay una serie de revisiones que tendrás que hacer este año sí o sí si quieres alargar la vida de tu coche:

- El aceite: hay que cambiarlo cada 15.000 o 20.000 kilómetros, un poco más de año depende del uso del coche. Si tu vehículo es anterior al 2000, entonces hay que cambiarlo sí o sí una vez al año (cada 7.000 km)

- Revisar los filtros: cada 15.000 kilómetros o una vez al año, así que seguro que antes o después te toca. El del aceite hay que cambiarlo siempre que se cambie el líquido y además están el del aire, el del combustible y el del habitáculo.

- Los frenos. Es necesario echarles un vistazo una vez al año y comprobar que todo funciona correctamente, sobre todo ahora después de los meses de invierno.

- Las escobillas limpiaparabrisas. Se recomienda revisarlas después de verano y cambiarlas si es necesario.

- Líquidos lubricantes. Ahora el margen de cambio se ha alargado hasta los 30.000 kilómetros, pero revisar una vez al año dónde está el nivel o si hay fugas es una manera preventiva de evitar mayores problemas.

- Los neumáticos. Son los grandes protagonistas de las revisiones. Ahora, después de los peores meses de inverno, es aconsejable medir la profundidad del dibuja y revisar su estado. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento