"Si fuera un bebé estaría encantada, pero no, es un viejo al que ya no aguanto"... Consultorio de Psicología

  • Todas las semanas nuestra experta responde a vuestras preguntas.
Mujer atormentada.
Mujer atormentada.
PIXABAY

Afrontar las situaciones difíciles por las que atravesamos requiere muy a menudo de ayuda. 20minutos pone en marcha cada semana un consultorio psicológico con el fin de ayudar a resolver las dudas que plantean los lectores. Aquí tienes las respuestas de esta semana que ha dado al consultorio nuestra experta, Mª Jesús Álava Reyes.

Llevo con el padre de mis hijos 10 años me he ido varias veces de casa con mis niños y he vuelto siempre al mismo lado, a casa con mi marido, pero es una persona muy celosa, no puedo hablar con nadie, cosa que ya no aguanto más.

Lo mejor en su situación es que busque usted ayuda psicológica. Vive con una persona muy patológica y va a necesitar mucho equilibrio emocional para poder tomar la mejor decisión. No actúe por impulso! Un buen especialista le ayudará a usted a conseguir el equilibrio, la fuerza y la seguridad que necesita para llevar adelante la mejor estrategia. Usted y sus hijos son muy importantes y merecen lo mejor. Ellos también sufren con un padre de esas características, por eso es crucial que usted sepa, desde la psicología, cómo actuar. Ya ha visto que da igual que usted no salga y que no se relacione con nadie, seguirá con sus celos enfermizos. No lo dude pida ayuda psicológica a través de la S.Social o de Asociaciones o Fundaciones que se dedican a ayudar a personas en sus condiciones. Si ve que no encuentra nada en su ciudad, póngase en contacto con nuestra fundación: 91 083 77 81

Hola, Tengo un niño de 7 años y lleva como tres semanas preguntándome cosas acerca de Papa Noel y de los Reyes Magos. Me ha dicho ya que su amigo de clase dice que... Tengo un dilema muy grande porque no se si pasar esa fase y hablar con él.

Podemos considerar que está en esa edad límite en que empiezan a decirles que los Reyes son los padres y les generan dudas de si es verdad.

En estos casos, da pena quitarles de golpe esa enorme ilusión y entiendo que no quiera mentir a su hijo. Una buena opción es hacer un ACUERDO con él, diciéndole que es algo secreto entre usted y él. Le comentará que todos los niños viven con mucha ilusión la llegada de Papá Noé y de los Reyes Magos, y le preguntará si a él le sigue haciendo ilusión. A continuación le comenta que pocas cosas son tan bonitas como regalar felicidad, que los niños se sientan felices, que tengan algunos de sus regalos preferidos, que vivan la ilusión de la espera, de la incertidumbre…, y que eso ya es mágico, y le dirá si él quiere renunciar a esa magia. Seguidamente le dirá que lo importante es que él siga con esa alegría, pero que no les comente a sus compañeros si los regalos los traen los Reyes o los ponen los padres, que a usted le encantaría ser REY MAGO, o ayudante de los Reyes MAGOS, que lo importante es que él tenga esos juguetes y que usted hará todo lo posible para que así sea, que la magia es levantarse por la mañana y ver los regalos y que eso nadie, ni sus compañeros, ni nadie, le va a quitar esa ilusión, que se centre mucho en lo que pide, en lo que cree que merece y que haga una lista de preferencias de sus juguetes. Le dice que no deje que ningún compañero le quite esa ilusión, porque esa ilusión es gran parte de esa noche mágica. Si finalmente le vuelve a preguntar, pero quiénes son los Reyes? Respóndale ¿tú quien quieres que sean? Y le insiste en que os vais a centrar en la ilusión de los regalos, que es lo que merece la pena. No se trata de mentir, pero a veces no hay que facilitar toda la información. Dejemos que la imaginación de los niños haga el resto.

Siempre me siento un fracasado, no he conseguido nada en la vida, no tengo casa, no tengo estudios, la poca familia que me queda, dos hermanas, no formo parte de sus vidas. Trabajo desde el 2005 y nunca lo he dejado. Tengo una relación extraña, se supone somos pareja, pero más que esto, me siento un compañero amigo de piso, y tengo la sensación de que no quiere presentarme a su familia, amigos... y no poder presumir de ella en público, me hace tener una inseguridad inmensa.

Afortunadamente, está en un momento de su vida en que tiene muchas cosas importantes: un trabajo que le gusta y en el que lleva ya mucho tiempo en él, una pareja con la que poder compartir aspectos de su vida. José Manuel, céntrese en lo que tiene, no en lo que le falta; y céntrese en usted, en cómo sentirse bien consigo mismo, sin necesidad de presentaciones o visibilidad social. Recuerde que lo importante es su propio equilibrio emocional, y eso lo puede conseguir por usted mismo. Aprender a quererse es un objetivo crucial en su situación. En el libro “Lo Mejor de tu Vida eres Tú” detallo cómo lograrlo y cómo conseguir que nuestra vida no dependa de lo que hagan los demás.

Tengo dolores de úlceras venosas (llagas abiertas), ¿me podrían ayudar como soportar psicológicamente estos dolores?

La psicología es muy útil en estos casos contra el dolor y el sufrimiento. Lo ideal es que reciba ayuda profesional, para que trabajen con usted con técnicas fisiológicas y cognitivas, que le permitan poder llevar una vida mejor. La Relajación podrá serle de ayuda en determinados momentos, también la Respiración Profunda cuando se sienta mal; de la misma forma, para evitar poner el poco en el dolor; La Parada de Pensamiento y las Autoinstrucciones serán muy beneficiosas para su caso. Verá estas técnicas en libros como “La Inutilidad del Sufrimiento” o “Recuperar la Ilusión”; ahí detallo cómo combatir el dolor y cómo poder seguir llevando nuestra vida normal.

¿Cómo puedo gestionar y quitarme la preocupación constante con la que vivo por mi futuro aquí en España y por el de mi familia?

Sin duda son muchos interrogantes y circunstancias difíciles en su vida, que merecen que usted las pueda afrontar con lo mejor que tiene: su inteligencia y su sensibilidad. Por lo que comenta, tiene un trabajo (aunque no le guste), sigue estudiando… Preocuparse constantemente sólo le lleva a un callejón sin salida, a pensamientos muy negativos y a soluciones extremas (irse de España…) En estos casos, hay que empezar por controlar esos pensamientos negativos, hacer lo que en psicología llamamos “confrontación de pensamientos” y realizar una “toma de decisiones” ajustada a la realidad. Toda su energía, repito TODA debe enfocarla en la solución, no en el problema. En el libro “Recuperar la Ilusión” detallo cómo salir adelante en estas situaciones, y para ello, tenemos que empezar por controlar nuestra mente, y no dejar que la preocupación nuble nuestra razón.

Tengo depresión. Hace más de 2 años cambió mi vida rotundamente, mi marido se enfermó, de repente entró en un cuadro de apatía, nada le interesa, solo dormir y comer. Además, mi madre se fracturó la cadera y ahora es demandante y caprichosa, no me deja respirar, estoy muy cansada.

Por lo que comenta, su marido está muy bajo de ánimo y ello le lleva a hacer justo lo contrario de lo que le vendría bien: tener más actividad; el trabajo, con frecuencia, es una excelente terapia ocupacional. Coméntele que él, que es médico, sabe que necesita ayuda profesional para poder superar su situación actual, que si se siente más cómodo con un psiquiatra que con un psicólogo, que vaya a un psiquiatra, pero que no deje de hacerlo; seguramente, le ayudaría que usted misma le pidiese la consulta, para dar el primer paso.

En relación a su madre, las personas mayores pueden reclamar constantemente atención y ahí conviene poner límites claros, pues de lo contrario, usted terminará agotada y sin fuerzas. En el libro “La Soledad del Cuidador”, el psicólogo Vicente Priego detalla cómo actuar en estos casos. Intente seguir todas las pautas y recuperará el control de su vida.

Buenas tardes, el sueldo casi no me alcanza, ayudo a mis padres y tengo a mi esposa que no trabaja. Mi esposa no es una mujer organizada, es poco diligente con los quehaceres de la casa, poco afectuosa, solo quiere estar viendo televisión o en el celular y eso me tiene la vida frustrada y una tristeza profunda.

Recuerde que su mujer no es la única responsable de su situación; no se trata de centrarse en lo que ella debe hacer, también en cómo poder actuar usted. Están en un círculo vicioso del que no saben salir. Les vendría muy bien seguir una terapia de pareja, donde un psicólogo experto les ayude a convivir, a responsabilizarse cada uno de lo suyo, a generar una buena convivencia…, pero recuerde que no es sólo su mujer quien debe cambiar. En el libro “Amar sin Sufrir” detallo cómo actuar en estos casos, para superar la situación que viven.

Me paso en cama la mayor parte del día, atiendo a mi bebé, hago las cosas de la casa y vuelvo a la cama. A veces me siento infeliz o sin ganas de nada, prefiero dormir antes que salir. Cuando mi bebé se duerme es como que no hay nada más, se termina mi día y sólo me queda dormir o estar con el celular y así todos los días.

Ha entrado usted en una dinámica muy perniciosa. En los adultos, la cama es sólo para dormir por las noches y recuperarnos del cansancio del día; no puede usted ir a la cama y dormir como si fuera un bebé. La actividad es muy buena terapia en estos casos. Aunque le cueste, tiene que forzarse a salir, a quedar con gente, a relacionarse, a realizar actividades…; de lo contrario, difícilmente se va a cortar esta situación. Recuerde, su bebé necesita a una madre llena de energía y de positividad. En libros como “La Inutilidad del Sufrimiento” verá cómo salir de esta situación.

Estoy muy cansada, no tengo un momento para mi, ni me deja dormir toda la noche, esto es muy pesado, cambiarle los pañales, hacerle las comidas, lavarle la ropa... Si fuera un bebé estaría encantada, pero no, es un viejo al que ya no aguanto, él dice que me quiere mucho y que sin mi no sabría vivir. Yo sólo sueño con irme fuera dos o tres días y desconectar.

Es comprensible su situación y su sentimiento de no poder más. Es crucial que en esa vida no sólo una de las dos partes viva bien, a costa de la otra persona. Tiene que buscar y acordar con él momentos para usted; de tal forma que todos los días tenga al menos un par de horas que poder dedicarse, cuidarse, salir y… vivir. Si llega al límite, como está ahora, todo será muy difícil y pesado para usted. Vicente Prieto escribió un libro dirigido a personas como usted, que necesitan ayuda inmediata: La Solidad del Cuidador. Ahí verá con detalle cómo empezar a cuidarse usted, a recuperar energía, a sentir de nuevo ilusiones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento