¿Está prohibido beber agua al volante?

En determinados países europeos, como es el caso de Chipre, está prohibido hidratarse mientras se conduce.
En determinados países europeos, como es el caso de Chipre, está prohibido hidratarse mientras se conduce.
Pexels

El exceso de velocidad, aparcar en zonas no autorizadas, saltarse un semáforo o conducir en zonas restringida para residentes, son las sanciones más frecuentes que reciben los conductores españoles.

Pero además de estas infracciones de tráfico, hay otras conductas muy habituales al volante que, aunque no estén recogidas como tal en el Reglamento General de Circulación, pueden ser sancionables si ponen en riesgo la seguridad vial, como, por ejemplo, conducir con el codo fuera, con chanclas o descalzo.

Otra de las acciones que muchos conductores realizan, sobre todo en los viajes largos y si la temperatura es elevada, es beber agua. Pero, ¿está permitido? Igual que en los casos anteriores, tanto comer como beber al volante son acciones que no se recogen en el Reglamento General de Circulación, pero si el agente considera que se ha puesto en riesgo la seguridad vial, sí que pueden ser sancionables.

Al coger la botella de agua, es inevitable quitar una mano del volante y perder la concentración y la visión en la carretera durante unos segundos. En estos casos, si el agente denunciara la acción sería porque esa actividad en concreto ha afectado a la seguridad de la conducción.

En el artículo 18.1 del Reglamento se puede leer que "el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía".

Por otro lado, el artículo 17.1 establece que los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos.

En España no se recogen estas acciones en el Reglamento, pero tal y como informan en la revista 'Tráfico y Seguridad Vial' de la DGT, en determinados países europeos, como es el caso de Chipre, está prohibido hidratarse mientras se conduce. La multa por hacerlo equivale a unos 150 euros. El conductor está obligado a estacionar en un lugar adecuado y parar el motor para poder hidratarse.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento