Anguita, presidente de la Sociedad Española de Cardiología: "Debería prohibirse la comida basura en colegios"

  • El cardiólogo dejará en octubre la presidencia de la institución, que este año celebra su 75 aniversario.
  • "Crece el número de infartos, que se había reducido probablemente por la política antitabaco", alerta y aboga por una legislación más dura contra los malos hábitos.
El doctor Manuel Anguita, presidente de la Sociedad Española de Cardiología.
El doctor Manuel Anguita, presidente de la Sociedad Española de Cardiología.
ELENA BUENAVISTA

En el año del 75 aniversario de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), su presidente, Manuel Anguita, habla con 20minutossobre la salud cardiovascular de la población así como sobre los avances médicos que se están produciendo en un área en la que actualmente hay unos 3.000 facultativos en activo. El número de socios de la institución aumenta hasta 4.000 porque en ella se encuentran registrados también aquellos que ya no ejercen.

Creada por un grupo de internistas interesados en las enfermedades cardiovasculares, cada vez más frecuentes allá por la década de los 40, la SEC se formó antes incluso de que en España se aprobase la especialidad de Cardiología. A partir de ahí, esta organización ha sido testigo en algunas ocasiones, e impulsora en otras, de los numerosos hitos que se han alcanzado en esta materia. Organizativos por un lado, como la creación del sistema MIR, y médicos por otro, como la cirugía extracorpórea o el más reciente tratamiento percutáneo, es decir, poder reparar los problemas a través de un catéter.   

Nacido en Torredonjimeno (Jaén) en 1957, el doctor Anguita se licenció en Medicina y Cirugía en la Universidad de Granada e hizo la residencia en Cardiología en el Puerta de Hierro de Madrid. Obtuvo el título de la especialidad en 1987. Cardiólogo del Reina Sofía de Córdoba desde entonces, en octubre dejará la presidencia de la SEC tras dos años como presidente interino primero y otros dos como presidente titular después.

¿Cómo ha evolucionado la salud cardiovascular de los españoles? ¿Se cuidan más?

Hay claroscuros. Estamos a punto de ser el primer país en esperanza de vida, con 83-84 años. Pero habría que mejorar los hábitos porque hay ya noticias negativas. Lo que más influye para mejorar la salud cardiovascular no es el avance de la medicina. Este representa un 15 o un 20%. Lo fundamental es la prevención, los hábitos de vida y el nivel cultural, social y económico. La clave está en el ejercicio, la dieta, el peso y el tabaco. En una gran parte de la población no hay conciencia de ello. Habría que mejorar los hábitos de vida porque hay ya noticias negativas. También hay un aspecto de desigualdad. Con un nivel de educación más alto, que se corresponde con un nivel económico habitualmente más alto, te cuidas mucho más. En la mayoría de la población que está en el estrato medio bajo es donde se concentran los malos hábitos.

¿Cuáles son esas noticias negativas?

Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la primera causa de mortalidad en España. Dentro de ellas, las de las coronarias, como el infarto, estaban disminuyendo y sin embargo en los últimos años crece el número de infartos, que se había reducido probablemente por las políticas antitabaco, y también su mortalidad. La edad influye. Cada vez la gente vive más y frente a un infarto tienes más probabilidades de morir con 90 años que con 50. Pero ha aumentado por ejemplo la tasa de fumadores a niveles anteriores a la Ley Antitabaco, lo cual indica que hay que volver a hacer algo. Con la alimentación y otros factores de riesgo pasa igual.

También el estrés es un factor de riesgo.

Sí. Primero, para que aparezcan más enfermedades  y segundo para que se produzcan sobre todo eventos agudos. En una situación muy estresante se puede romper una placa de ateroma dentro de la coronaria, formarse un trombo, taponar la arteria en pocos minutos y producir un infarto o un ictus.

¿Hacia dónde van los avances en  salud cardiovascular?

Deberían ir hacia la prevención. Habría que invertir muchísimo. Se puede hacer con medicamentos pero es mucho más barato y rentable y llegas a muchas más personas con la prevención primaria, teniendo una vida saludable. Las sociedades científicas y los médicos lo difundimos pero quien debería invertir es la Administración, que tiene la capacidad normativa. Igual que hicieron la Ley Antitabaco. Deberían seguir en esa línea. La palabra prohibir a mucha gente no le gusta pero hay cosas que si no las prohíben… Habría que ampliar las prohibiciones del tabaco para espacios abiertos muy concurridos.

Está en estudio.

Sí. Igual pasa con la nutrición en los colegios, donde sería fundamental que estuvieran prohibidos los alimentos basura. Hay que incidir sobre todo en los niños. La Administración debería ser más ambiciosa a la hora de legislar.

El doctor Manuel Anguita, presidente de la Sociedad Española de Cardiología.
El doctor Manuel Anguita, presidente de la Sociedad Española de Cardiología.

¿Hay muchas falsas noticias sobre estos temas?

Creo que no calan demasiado. Quizás la única es la del colesterol. Está demostrado que los niveles de colesterol malo se asocian a más riesgo cardiovascular, de infarto, de ictus… Sobre todo en quienes ya han tenido un infarto mejora muchísimo el pronóstico. Lo que hacemos es mantener el colesterol al nivel del de los recién nacidos y eso se logra con la estatina. Pero hay una corriente de pensamiento esotérico que dice que el colesterol no tiene nada que ver con la enfermedad cardiovascular, que es un invento de la industria que quiere vender pastillas y que la estatina es muy mala porque produce riesgo de alzheimer, diabetes… Los medicamentos tienen efectos secundarios pero en este caso son pocos frente a su enorme beneficio, demostrado durante 30 o 40 años de numerosas publicaciones.

¿En qué está centrada la investigación?

Además de hacia la prevención, la cardiología va hacia la reparación percutánea de la mayoría de lesiones estructurales, es decir, con cateterismo; la curación de las arritmias mediante las técnicas también de cateterismo; el tratamiento de los trombos coronarios con fármacos... Hay otra área fundamental: la de la insuficiencia cardiaca. Ahí se están desarrollando nuevos medicamentos y dispositivos, corazones artificiales... Otro campo de investigación es el de la diabetes. Están apareciendo nuevos fármacos que no solo la controlan sino que disminuyen el riesgo de mortalidad de los enfermos de corazón que son diabéticos. Es un campo abierto recientemente y que está progresando mucho. Y en la prevención del ictus han surgido mejores anticuagulantes y se trabaja para intentar reducirlo todavía más.

¿En qué punto están los trabajos con células madre?

Lo de hacer un corazón nuevo o una parte a partir de células madre se ha parado. Se sigue investigando y puede que tenga futuro pero ahora está en una fase más experimental que clínica.

¿Ha cumplido las metas que se marcó al llegar a la presidencia de la SEC?

Creo que sí. Teníamos tres objetivos fundamentales. Primero, el 75 aniversario, que ha resultado muy bien. Hemos hecho muchas actividades y no solo médicas. Queremos abrirnos a la sociedad. Segundo, desarrollar un proyecto denominado la cardiología del futuro, con propuestas para el modelo de gestión de la sanidad pública, la cardiología en el sector público y privado, la formación de los cardiólogos... Lo presentaremos una vez que haya Gobierno y también a las comunidades autónomas. Y tercero, dar mucho más protagonismo a los cardiólogos jóvenes porque son el futuro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento