¿Adiós a los retrovisores? Así es el nuevo sistema de cámaras en el coche.
Las cámaras compactas transmiten imágenes en tiempo real a las dos pantallas de seis pulgadas situadas en el interior del vehículo. Honda

La marca automovilística Honda ha confirmado la implantación del sistema de retrovisores por cámara que incorporará el nuevo vehículo eléctrico urbano Honda, y que se incluirá de serie en la versión final de producción. Esta tecnología, pionera en el segmento de los automóviles compactos, ofrece importantes ventajas en términos de estilo, seguridad, aerodinámica y refinamiento.

El sistema de retrovisores por cámara sustituye los espejos retrovisores exteriores convencionales por unas cámaras compactas que transmiten imágenes en tiempo real a las dos pantallas de seis pulgadas situadas en el interior del vehículo. Dichas pantallas, ubicadas en ambos extremos del salpicadero, se han colocado de forma ergonómica para que el conductor disponga en todo momento de una visión cómoda y natural.

Esta tecnología de cámaras de próxima generación contribuye a que el automóvil mantenga un diseño moderno, sencillo y limpio, junto con los montantes progresivos y los tiradores de las puertas integrados en la carrocería, que también se incluirán en la versión de producción en serie del Honda e. A diferencia de los retrovisores exteriores convencionales, las cámaras quedan integradas en el perfil del vehículo y no sobresalen respecto a los pasos de rueda.

De esta manera, no solo se mejora la visibilidad, sino que las cámaras compactas reducen la resistencia aerodinámica alrededor de un 90% en comparación con los espejos retrovisores exteriores convencionales, lo que supone una mejora en la aerodinámica general del vehículo del 3,8% aproximadamente, y contribuye a la eficiencia y la autonomía del automóvil. Además, se consigue una disminución significativa del ruido del viento que generan normalmente los espejos retrovisores exteriores a altas velocidades.

La óptima colocación de las cámaras en el sistema de retrovisores por cámara supone también un gran número de ventajas en materia de seguridad. El conductor puede elegir entre la "vista normal" y la "vista panorámica" en los ajustes del vehículo, lo que le permite ampliar el campo de visión más allá de los espejos retrovisores exteriores convencionales, así como reducir los ángulos muertos un 10 % con el modo de vista normal y alrededor de un 50% con el modo de vista panorámica. También ofrece mejoras en la visión al seleccionar la marcha atrás: en las pantallas de visión lateral, se muestran indicaciones y, además, se ha optimizado el ángulo de la cámara, que permite una mayor visibilidad.

Los niveles de brillo de las pantallas interiores se ajustan automáticamente en función de las condiciones de iluminación predominantes. Además, se ha llevado a cabo un riguroso trabajo de pruebas y desarrollo para garantizar que el sistema de retrovisores por cámara ofrezca una visibilidad superior en condiciones meteorológicas adversas, con poca luz y de noche, sin que se produzcan deslumbramientos ni brillos. Así, el conductor goza, en todas las condiciones, de unos niveles superiores de claridad y percepción de los objetos que le rodean en comparación con los espejos retrovisores exteriores convencionales.

El Honda e contará con una autonomía de más de 200 kms y una función de carga rápida del 80% de la carga en solo 30 minutos.