Nuggets de pollo y espinacas
Nuggets de pollo y espinacas  EMMA GARCÍA

Tenemos que reconocer que los nuggets están riquísimos y que a los niños les encantan. Es verdad que solemos relacionarlos con comida basura porque llegaron a nuestras vidas de la mano de las cadenas de comida rápida, pero no tiene porqué ser así. La versión casera es infinitamente mejor e incluso podemos, como en este caso, añadir espinacas o cualquier otra verdura.

Hemos usado pechuga de pollo por comodidad pero se podrían aprovechar, por ejemplo, los restos del pollo asado del domingo. Las espinacas son más interesantes usarlas frescas pero también podrían emplear congeladas, o añadir a la mezcla alguna verdura más como zanahoria.

Es la típica receta en la que podemos aprovechar para hacer cantidad y después congelar una parte (sin freír claro) y así tener la cena medio solucionada en esos días en los que no hay tiempo para ponerse a cocinar.

Ingredientes

  • 200 gr. pechuga de pollo
  • 150 gr. de espinacas frescas
  • 5 gr. de ajo en polvo
  • 5 gr. de sal
  • 2 rebanadas de pan de molde (sin la corteza)
  • 60 gr. de queso crema
  • 60 gr. de leche
  • 1 huevo
  • 100 gr. de harina
  • 100 gr. de pan rallado
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación sin Thermomix

Pedimos en la carniceria que nos trituren 200 gr. de pechuga de pollo. Añadimos el ajo en polvo la sal y mezclamos bien. Añadimos el queso crema y la leche, y seguimos mezclando. Desmigamos el pan lo mas fino posible y mezclamos hasta que quede bien integrado. También podemos pasar todos los ingredientes con una batidora de mano o picadora y triturar a máxima potencia.

Hacemos bolitas pequeñas con la mezcla y las aplastamos con las manos dando forma de nugget.

Ponemos la harina en un plato plano, batimos un huevo en un bol o plato hondo y el pan rallado en otro plato plano. Rebozamos los nuggets con la harina, después con el huevo y por último con el pan rallado. Los dejamos reposar unos minutos.

En un cazo o sartén honda a fuego medio ponemos aceite de oliva virgen extra o girasol. Cuando el aceite esté caliente vamos añadiendo los nuggents, y dando la vuelta de vez en cuando durante unos minutos. Cuando estén dorados por ambos lados los retiramos del fuego y los dejamos en un plato sobre papel absorbente. Dejamos templar y listos para comer.

Preparación con Thermomix

Ponemos en el vaso la pechuga de pollo con el ajo en polvo y la sal. Trituramos 5 segundos a velocidad 7.

Añadimos el pan de molde, el queso crema y la leche. Mezclamos 10 segundos a velocidad 7.

El resto del proceso es idéntico al descrito anteriormente.