Los tres principales operadores de telefonía móvil de Japón, NTT Docomo, Softbank y KDDI, anunciaron este miércoles la interrupción de pedidos del modelo Huawei P30, cuyo lanzamiento en el país está previsto para verano, y el aplazamiento del lanzamiento del más reciente P30 lite.

El anuncio se conoció después de que la matriz de Google, Alphabet, optara por no permitir las actualizaciones de su sistema Android en los teléfonos de la compañía china, como consecuencia de la decisión del Gobierno de Estados Unidos de vetar el acceso de Huawei a su tecnología, así como a productos fabricados en el extranjero si la proporción de contenido derivado de la tecnología estadounidense excede el 25% del valor de mercado.

Softbank, parte del poderoso conglomerado tecnológico del mismo nombre, tenía previsto lanzar el Huawei P30 Lite este jueves, un evento que ha sido aplazado sine díe, según informó la compañía en un comunicado. La firma también señaló que este mismo martes interrumpían el proceso de reservas del nuevo modelo de teléfono móvil, que se había abierto el pasado 14 de mayo.

KDDI puso igualmente en suspenso la venta del mismo modelo de Huawei, que estaba programado en una fecha no precisada de finales de este mes.

El P30 Lite tiene una pantalla de 6,15 pulgadas y cuenta con una triple cámara. Estaba anunciado con el sistema operativo Android 9.0. Este modelo forma parte de la gama P30 de Huawei, que incluye el P30 y el P30 Pro, que todavía no están a la venta en el archipiélago nipón.  

Por su parte, el proveedor telefónico líder en Japón, NTT Docomo, informó este miércoles de que ha interrumpido la recepción de pedidos del modelo de móvil Huawei P30, cuyo lanzamiento en el país está previsto para el verano. "Cuando reanudemos las reservas les avisaremos", reza el breve comunicado publicado en el portal de web de la compañía, que no especifica plazos ni da más detalles sobre sus planes futuros.

Panasonic dejará de proveer componentes

Mientras, el grupo tecnológico japonés Panasonic anunció que suspenderá el suministro a Huawei de ciertos componentes sujetos a las restricciones impuestas al fabricante chino por parte de Estados Unidos, informó el diario Nikkei.

"Los productos afectados son limitados y casi no habrá impacto en las ganancias", reveló a dicho diario un representante de Panasonic, que por el momento no ha emitido ningún comunicado al respecto.

Panasonic suministra a Huawei componentes para sus teléfonos móviles, algunos de ellos fabricados por empresas japonesas que usan para su manufactura tecnología estadounidense, por lo que se cree que esos componentes en cuestión serían los afectados, aunque no se han ofrecido más detalles al respecto.

Vodafone y las redes 5G

Por otra parte, las compañías británicas de telefonía móvil Vodafone y EE indicaron que retirarán sus móviles Huawei de sus redes 5G debido a que la matriz de Google, Alphabet, ha roto relaciones comerciales con el gigante chino siguiendo el mandato del Gobierno de Estados Unidos.

Ambas empresas británicas se unen así al veto de otros grandes operadores de telefonía del mundo, que han dado la espalda a Huawei tras la decisión de las empresas tecnológicas de EE UU de dejar de suministrarle tecnología para cumplir con la orden del presidente, Donald Trump.

"Estamos paralizando los pedidos del Huawei Mate 20X 5G en el Reino Unido", confirmó este miércoles Vodafone en un escueto comunicado de prensa. En la nota, la compañía británica explicó que esa decisión es "una medida temporal mientras haya incertidumbre respecto a los nuevos teléfonos Huawei 5G". Vodafone agregó que mantendrá "esta situación bajo revisión".

Ventas congeladas

Por su parte, EE ha adoptado una medida similar al "paralizar" la venta del modelo Huawei 5G por las tensiones entre Estados Unidos y la empresa china.

El consejero delegado de EE, Marc Allera, declaró que la compañía no reactivará las ventas de los dispositivos de Huawei hasta tener "toda la información y confianza", así como "la seguridad a largo plazo", de que sus clientes, si compran esos móviles Huawei, van a recibir soporte. No obstante, EE sí continuará usando Huawei, junto con Ericsson, para los equipamientos de radio en su red 5G pese al debate político generado.

EE será la primera compañía en el Reino Unido que lanzará la red móvil de alta velocidad 5G.

La decisión de prescindir de los móviles fabricados por la compañía china se produce después de que Google confirmara que cumplirá con un mandato del Gobierno estadounidense que obliga a las empresas estadounidenses a dejar de comerciar con Huawei.

El veto implica que Google dejará de suministrar su sistema operativo Android —del que se nutren los dispositivos Huawei— para los nuevos móviles de la empresa china, aunque sí continuará dando respaldo a los aparatos ya en venta.