Debido a la directiva del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, Google ha roto sus relaciones comerciales con Huawei, empresa que forma parte de una lista negra de supuesto espionaje que va contra la seguridad nacional.

Actualmente, Huawei compite por ser líder en el mercado de la telefonía móvil, pero este veto puede frustrar su meteórico ascenso. En España, más de 7,5 millones de móviles activos son de Huawei.

¿Qué ha desencadenado el problema?

Debido a la subida de aranceles y la prohibición de comecializar con Huawei impuesta por EE UU, Google no podrá colaborar con la compañía china en el desarrollo de más móviles, ni en términos de hardware ni de software. Esto quiere decir que Huawei no podrá disponer del sistema opertativo Android, que está presente en todos sus móviles fuera de China. Además, Intel, Qualcomm y otras grandes empresas de EE UU dejarán de facilitar componentes a Huawei.

¿Cómo te afectará si tienes un móvil Huawei?

A corto plazo no se notará ningún cambio pero, si no se resuelve la situación, los usuarios que tengan un dispositivo Huawei u Honor (marca perteneciente a Huawei) dejarán de recibir actualizaciones. Es decir, los móviles quedarán obsoletos mucho antes que el resto de su misma generación.

De este modo, los smartphones dejarán de ser compatibles con las sucesivas versiones de las apps y, más preocupante aún, traerá problemas de seguridad, ya que no será posible parchear las brechas descubiertas, lo que deja el camino abierto a los cibercriminales.

Aun así, Google ha querido mandar un mensaje de tranquilidad a los usuarios: "Les aseguramos que, mientras estemos estudiando los requerimientos del Gobierno de EE UU, Google Play y las medidas de seguridad de Google Play Protect continuarán funcionando en los dispositivos Huawei existentes".

Esto significa que los actuales propietarios de un Huawei todavía podrán actualizar y descargar nuevas aplicaciones y recibir pequeñas actualizaciones de sguridad para estas. Pero eso es todo. La única forma que tendrán los usuarios de Huawei de acceder a las actualizaciones de Android será a través de las que estén disponibles mediante un código abierto, lo que habitualmente tarda meses.

¿Es posible reclamar?

Los actuales propietarios de teléfonos Huawei podrán presentar reclamaciones a este fabricante si finalmente se quedan sin servicios y actualizaciones de Android tras el veto que ha anunciado Google a la marca china, según ha afirmado la firma de abogados Legálitas.

Esta asesoría legal señaló que Huawei, al igual que el resto de las marcas, al comercializar un teléfono móvil no solo vende el “aparato físico”, sino el sistema operativo, sin el cual el móvil no puede funcionar correctamente. De hecho, en la propia web de Huawei se contempla que la garantía del producto abarca el funcionamiento del software.

Estos abogados aconsejan que, en caso de que Google lleve a término su veto contra Huawei, los clientes de Huawei presenten reclamación escrita a la marca y, en caso de no encontrar solución, pongan los hechos en conocimiento de los organismos de consumo competentes.

¿Y si pensabas comprarte uno?

Puesto que los móviles Huawei que se comercializan actualmente quedarán obsoletos en no mucho tiempo, parece lógico reconsiderar la intención de compra. De cara al futuro próximo, Huawei seguirá teniendo acceso a AOSP, la versión básica de Android disponible a través de una licencia de código abierto, nada más, así que la compañía no solo no tendrá acceso a otras versiones de Android sino que sus futuros móviles no podrán incluir servicios de Google como Gmail, Google Maps o la tienda de aplicaciones Google Play. Por tanto, Huawei tendrá que recurrir a su propia tienda y servicios o a los de algún otro fabricante no estadounidense.

¿Qué dice Huawei?

La compañía china ha mandado un comunicado en el que explicando que "ha contribuido considerablemente en el desarrollo y crecimiento de Android alrededor del mundo" y ha asegurado que seguirá "proporcionando actualizaciones de seguridad y servicios postventas a todos los smartphones, tabletas y dispositivos vendidos y en stock en todo el mundo". Además, el fundador y presidente ejecutivo del gigante tecnológico chino Huawei, Ren Zhengfei, negó que las restricciones estadounidenses a sus productos y a sus suministros afecten al despliegue de la tecnología 5G, en la que la firma, dijo, aventaja en "dos o tres años" a sus competidores.