Cartel de Huawei en el MWC de Barcelona
Cartel de Huawei en el MWC de Barcelona. EFE

El veto de Google y otras tecnológicas estadounidenses a Huawei podría frustrar la aspiración del gigante chino de convertirse en breve en el mayor fabricante de móviles del mundo, pues aún está por detrás de Samsung, pese a vender más de siete móviles por segundo.

La compañía, que durante el primer trimestre del año vendió prácticamente la mitad de sus terminales fuera de China, planeaba haber superado a Samsung ya para el año que viene.

"En 2019 estaremos muy cerca del número uno, quizás a la par con Samsung y al menos el año siguiente tal vez tengamos oportunidad (para ser el número uno)", dijo el pasado noviembre Richard Yu, el consejero delegado de la división de consumidores de Huawei, en una entrevista con la televisión estadounidense CNBC.

Solo durante el primer trimestre del año, y según la consultora IDC, Samsung vendió en todo el mundo 71,9 millones de móviles, lo que supone una cuota de mercado del 23,1%, mientras que Huawei comercializó 59,1 millones, lo que le da una cuota del 19% y significa vender casi 740.000 unidades al día.

Según esa misma consultora, por detrás se encuentran Apple, con 36,4 millones y una cuota de mercado del 11,7%, y Xiaomi, con 25 millones de unidades vendidas y una participación del 8%.

Esa segunda posición se la ha ganado tras registrar un incremento en sus ventas del 50% en un año.

"Está cada vez más claro que Huawei está decidido a crecer con fuerza en el ámbito de los móviles", dijo recientemente Ryan Reith, vicepresidente del programa de rastreo mundial de móviles de IDC en todo el mundo.

En su opinión, el reciente avance de Huawei supone que la firma china tenía opciones de al menos mantenerse como "el claro número dos en términos de participación de mercado", después de haber cerrado la brecha con el líder, Samsung".

Aunque el ranking varía según la fuente, la consultora Gartner asegura que tan solo en el último trimestre de 2018 Huawei aún era el tercer proveedor de dispositivos móviles en todo el mundo, detrás de Samsung y Apple, con una cuota de mercado mundial de móviles del 14,8%, frente la del 17,3% de Sumsung y la del 15,8% de Apple.

El número final de dispositivos vendidos por Huawei en el último tramo de 2018 fue de 60,4 millones de unidades, según Gartner, lo que supuso un incremento del 4% interanual.

El año de Huawei

Así, las ventas globales del fabricante chino en 2018 alcanzan los 202,9 millones unidades, lo que supuso un 13% de la cuota de mercado, según Gartner, que considera que ese año claramente fue "el año de Huawei".

El fabricante chino asegura haberse estado preparando para una situación como la que se acaba de confirmar (que sus móviles no puedan utilizar el sistema operativo de Google) y el pasado marzo ya apuntó que estaba desarrollando su propio sistema operativo y reduciendo su dependencia de proveedores estadounidenses.

Sin embargo, nadie pone en duda que el veto de Google va a hacer daño a una fabricante que ha sido acusado por EE UU de colaborar en tareas de espionaje y se ha visto envuelto en la guerra comercial que mantienen Washington y Pekín.

Así, y según los detalles del veto que se han ido filtrando a la espera de un anuncio oficial, los nuevos móviles de Huawei no tendrán acceso a la tienda Google Play, aunque sí podrán acceder a otras tiendas de aplicaciones sobre Android desarrollada por otras firmas.