Más allá de la Sagrada Familia: diez planes que no puedes perderte en Barcelona.
Barcelona cuenta con distintos miradores desde donde se puede disfrutar de una visión privilegiada. Aleksandar Pasaric/Pexels

Por historia, número de habitantes y dimensión, Barcelona es una de las ciudades más importantes de España. A pesar de la delicada situación política que atraviesa actualmente, junto con Madrid es una de las principales referencias para miles de españoles y turistas.

La Ciudad Condal ofrece un sinfín de planes y actividades con los que disfrutar de su encanto. Pasear por La Rambla o visitar la Sagrada Familia suelen ser los más demandados. Pero, si lo que buscas es salir de la rutina y explorar nuevos rincones de la capital catalana, aquí tienes diez opciones alternativas que no debes perderte en tu próxima visita a Barcelona.

  1. Puerto de Barcelona. Es uno de los más importantes del mundo para tráficos internacionales. Ubicado al final de La Rambla, junto al monumento a Cristóbal Colón, ofrece unas vistas únicas y privilegiadas hacia el mar.
  2. Disfrutar de un mirador. Si lo que te gusta es subir al punto más alto de una ciudad y disfrutar de unas vistas privilegiadas, Barcelona cuenta con varios puntos ideales. En los bunkers del Carmel, la Basílica de Santa María de Pi, el Park Güell o el castillo de Montjuic podrás encontrar algunos de los mejores miradores de la ciudad.
  3. Naturaleza. A pesar de caracterizarse por el bullicio y la masificación de gente, Barcelona cuenta también con muchos lugares donde perderse y desconectar del ruido y la multitud. Pasear por las más de 8.000 hectáreas del Parque de Collserola, caminar por el Turó Park o dejarte atrapar por la vegetación y el diseño del Parque del Centre del Poblenou son algunas de las mejores opciones.
  4. Perderte por la Barceloneta. Uno de los barrios más populares y con más carisma de la ciudad. En él puedes encontrar la playa más cercana a la ciudad, que recibe el mismo nombre. Se trata de un espacio único donde la gastronomía y el ambiente costero te permitirán disfrutar de una jornada única.
  5. Visitar el Teatre Apolo. Ubicado en la emblemática avenida del Paralelo, es uno de los teatros con mayor peso e historia en el mundo del arte barcelonés. Con más de 100 años de historia (abrió sus puertas en 1904), se trata de una referencia europea del espectáculo y uno de los más antiguos de Barcelona todavía en activo.
  6. Comer en el Mercat de Sant Antoni. También puedes aprovechar para visitar uno de los mercados más importantes de Barcelona, que cuenta con una interesante oferta de productos. Los amantes de la gastronomía, la lectura o la moda tienen cabida en este punto, donde coexisten la alimentación, los libros y los productos textiles o del hogar.
  7. Comprar en el Portal de l'Àngel. Junto con La Rambla, es una de las avenidas más transitadas y con mayor afluencia de la ciudad. Si cuentas con suficiente presupuesto para darte un capricho, puedes perderte entre las innumerables tiendas que convierten esta zona en uno de los ejes comerciales de la Ciudad Condal.
  8. Descubrir la plaza de San Felipe Neri. El barrio gótico de Barcelona es otro de los rincones imprescindibles para disfrutar de la ciudad. A través de él, puedes llegar hasta la pequeña plaza de San Felipe Neri, uno de los espacios históricos y románticos que más encanto alberga.
  9. Palau de la Música. Si tu pasión es la música y la cultura, no te puedes perder esta majestuosa joya arquitectónica, convertida hoy en día en el punto de encuentro de la vida social y cultural en Cataluña. Situado en el barrio de Sant Pere, se trata de la única sala de conciertos que ha sido declarada Patrimonio Mundial por la Unesco.
  10. Tomar un refresco en el Paseo de Gracia. Es una de las avenidas más icónicas y exclusivas de Barcelona. Céntrico, elegante y señorial, este paseo une la conocida plaza de Cataluña con el barrio de Gracia. Es, por lo tanto, una zona ideal para descansar y tomar un refresco disfrutando de su encanto.