Mejillones en escabeche
Mejillones en escabeche Tamorlan

El preparar recetas con conservas es un recurso muy útil en muchas ocasiones. Una visita imprevista, el llegar tarde a casa y sin ganas de cocinar o, sencillamente, el querer probar un plato distinto y sin complicaciones, son buenos motivos para ir un paso más allá de lo que es simplemente el abrir una lata y comer su contenido.

Al final, la conserva no deja de ser una forma más de mantener los alimentos para que duren el mayor tiempo posible sin estropearse así es que, cualquier producto enlatado nos sirve perfectamente como base (o complemento) de muchas recetas. Hoy vamos a empezar con recetas muy sencillas preparadas con uno de esos clásicos que, habitualmente, le gustan a todo el mundo: los mejillones en escabeche.

Lo primero es saber que el escabeche se encuentra dentro de las preparaciones que habitualmente se conocen como «marinados». En el marinado, el producto pasa de estar crudo a estar cocido sin utilizar el calor y en el caso del escabeche, es la utilización del vinagre lo que permite cocinar los alimentos consiguiendo al mismo tiempo aumentar considerablemente el tiempo de conservación. De hecho, se cree que tiene sus antecedentes en la cocina árabe, cuando se utilizaba el vinagre para conservar los alimentos que consumían los guerreros al abandonar sus territorios durante largas temporadas. Actualmente, llamamos escabeche a una preparación realizada con aceite, vinagre, hojas de laurel y granos de pimienta como ingredientes básicos.

Los mejillones destinados a conserva se recolectan generalmente en verano y se escabechan después de una cocción al vapor y la utilización de pimentón es lo que les suele proporcionar su típico color anaranjado. Pero ¿qué podemos hacer con unas latas de mejillones en escabeche?

  • Paté de mejillones. Empezamos por algo muy sencillo: simplemente juntamos una lata de mejillones en escabeche, una de atún, ponemos uno o dos quesitos en porciones (o queso para untar) y lo mezclamos todo en la batidora. El resultado es un paté que se extiende sobre una tostada y que nos vale como un aperitivo perfecto.
  • Montadito de mejillones en escabeche. Tan sencillo como hacer un pequeño bocadillo donde ponemos los mejillones en escabeche escurridos dentro del pan sobre una cama con un poco de lechuga y una rodaja de tomate y aderezamos con una salsa confeccionada con mostaza y mayonesa (3 partes de mahonesa por 1 de mostaza). Si se le quiere dar un toque un poco especial, juntar el escabeche de los mejillones con la mostaza.
  • Pincho de patata con mejillón. Es una variante del típico pincho de patata frita con mejillón. En este caso, utilizamos unas patatas baby que pondremos 6/7 minutos en el microondas, sobre estas patatas cortadas a la mitad, extendemos un poco de mayonesa aderezada con el escabeche de una lata de mejillones y sobre cada patata pinchamos un mejillón.

Spaghetti con mejillones

  • Spaghetti con mejillones en escabeche. Si buscamos un plato principal, podemos preparar una variante de los “spaghettis vongole” que tradicionalmente van con almejas. En este caso utilizamos mejillones en escabeche que funcionan estupendamente y nos abaratan considerablemente el plato. Simplemente hay que preparar la pasta de acuerdo a las indicaciones del fabricante (les sugiero utilizar una buena pasta italiana) y, mientras la pasta se cuece, se rehogan un par de ajos con media cebolla (y un poco de guindilla si le quieren dar un toque picante). Al cabo de un par de minutos se añade el escabeche de la lata de mejillones y una lata de tomate frito. Se escurre la pasta, se mezcla con el sofrito y se calienta todo junto suavemente. A la hora de servir, se pone en cada plato su ración de pasta y se reparten por encima unos mejillones y se espolvorea un poco de orégano. El resultado de esta receta tan sencilla es una pasta sabrosa, original … y muy económica. Si la acompañan de un buen “prosecco” tendrán un plato perfecto. Y por supuesto, no duden en darle su toque personal: atún o tomate natural en lugar de tomate frito, fussili en vez de spaghetti, o cualquier otra combinación que se les ocurra.

Espero que disfruten de estas pequeñas preparaciones y les seguiremos contando algunas recetas sencillas que les hagan la vida más fácil.

Amantes de la cocina y de las recetas ricas

Grupo Cerrado Unirte al grupo

¿Te gusta la cocina y comer rico? ¿Tu mayor hobbie es cocinar? Da igual que te creas Estrella Michelín, seas amateur o que no sepas freír un huevo, co...