Cuatro elementos que conviene revisar antes de salir de viaje
Aunque se revisen en casa las ruedas y luces, lo mejor es acudir al taller de confianza para que pongan el motor y los frenos a examen. Freepik

Para disfrutar de una escapada de fin de semana con todas las garantías es importante que el coche en el que vamos a viajar esté en buen estado. Para ello, además de acudir al taller de confianza, es conveniente revisar los elementos que preservan la seguridad en el vehículo para cerciorarse de que no sufren alguna de las averías más comunes, que son, a su vez, las que más infracciones (y multas) pueden llevar a cometer en la carretera.

  • Estado de las ruedas. Los neumáticos son básicos para circular, pero, al ser los elementos que tienen contacto directo con las superficies de circulación, también son los más susceptibles de desgaste por rozamiento. Para asegurarse su estado, basta con revisar que la presión sea la adecuada, que la banda de rodadura tiene la profundidad adecuada y que responden a las órdenes del volante.
  • Frenos. Fundamentales para salvaguardar la seguridad en la carretera, antes de salir de viaje hay que revisar el desgaste de los discos y pastillas, así como la tensión. Si el pedal está demasiado duro o no ofrece nada de resistencia, o si la carrera es demasiado amplia, es importante acudir al taller para asegurarse de que no está en mal estado.
  • Motor. Para revisar este elemento, lo mejor es pedir cita en el taller y que realicen una recisión rutinaria para asegurarse de que todos sus componentes funcionan bien. Se prestará especial atención a las pérdidas de aceite y al estado de sus anclajes, el estado de la batería, el depósito de combustible, tuberías y pérdidas del sistema de alimentación.
  • Luces. Además de asegurarse de que las coberturas plásticas de los faros están limpias y no hay elementos que empeoren su visibilidad, hay que asegurarse de que se llevan bombillas de repuesto, que todas las luces funcionan, y que se saben activar en el momento indicado (oscuridad, niebla, alerta...). De hecho, utilizarlas de forma incorrecta puede conllevar una sanción económica importante.