Logo del sitio

Estos son los términos que deben aparecen en la factura de tu coche nuevo

Al precio de salida de un coche hay que añadirle algunas tasas fijas, como el impuesto de matriculación o el IVA.
Al precio de salida de un coche hay que añadirle algunas tasas fijas, como el impuesto de matriculación o el IVA.
Freepik

A menudo, cuando se va a comprar un coche nuevo se buscan los más baratos para no salirse del presupuesto que gran parte de conductores puede permitirse. Sin embargo, a pesar de haber visto en los concesionarios online un precio inicial, al comenzar los trámites la factura esta puede llegar a dispararse. ¿El por qué? Muy sencillo: en el precio final que se pacta por un automóvil, intervienen muchos factores que son ajenos al precio de salida, en el que no se incluyen complementos. Por eso, conviene conocer cuáles son las tasas de venta que deberán aparecer en la factura para evitar errores y malentendidos.


¿Qué información se desglosa de la factura de compra de un coche?

  • Precio franco de fábrica (PFF). Esta es la suma base del vehículo; es decir, que aún no se le han aplicado los impuestos. Este sí que debe ser igual en todos los concesionarios, aunque luego estos son libres de aplicar las tasas legales que crean convenientes, pudieron variar el precio final de uno a otro.
  • IVA. El Impuesto sobre el Valor Añadido para los vehículos nuevos (salvo algunas excepciones, como para personas de movilidad reducida) es del 21%. Solo podrán desgravarse en la Declaración de la Renta anual hasta el 100% aquellos que justifiquen que lo utilizan para su actividad profesional, mientras que los modelos eléctricos podrán optar a algunas ayudas de movilidad; sobre los eléctricos, a pesar de valorarse el pago de tan solo el 4% de IVA, aún no se ha llegado a una resolución.
  • Impuesto de matriculación. Esta tasa se calcula en función de las emisiones de CO2 del vehículo en cuestión. Así, los coches eléctricos o de bajas emisiones (menos de 120 gramos por kilómetro) están exentos de su pago; los coches de 121 a 159 gr/km pagarán el 4,75% del impuesto; los de 160 a 199 gramos, el 9,75%; y lo de más de 200, el 14,75% del impuesto de matriculación.
  • Impuesto de circulación. Aunque no es obligatorio que el concesionario se encargue de este trámite municipal, en los casos en los que sí se ocupan deberá aparecer en el contrato final. Cabe destacar que la cantidad a pagar dependerá del municipio en el que se inscriba el coche.
  • Equipamiento opcional. Todas las prestaciones seleccionadas para completar el modelo elegido deben aparecer en la factura final, para que el cliente pueda ver con facilidad a cuánto asciende la suma al haberlas añadido.
  • Otros. Deben añadirse también los gastos adicionales a la compra, como la licencia, las placas con la matrícula, los gastos de gestoría e, incluso, el transporte del coche nuevo desde la fábrica hasta el concesionario.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento