Aguacate
Aguacate. GTRES

Aunque hace ya tiempo que algunas voces han comenzado a señalar los costes ecológicos del aumento del consumo y cultivo de aguacates, y pese a que parecía que la pasión por esta fruta comenzaba a flojear, las cifras demuestran que queda aguacate para rato. Y es que en 2018 España ha batido su récord de consumo de aguacates, con nada menos que 74 millones de piezas vendidas a lo largo de los últimos doce meses.

Un número que dicho así puede costar interpretar, pero que supone un incremente muy fuerte respecto al consumo en 2017. Concretamente, 19 millones más de aguacates, lo que supone una subida en las ventas del 35%.

Según las cifras publicadas en este informe de WAO -la asociación que reúne a los principales productores mundiales de aguacate-, se trata del único producto agrícola cuyo consumo ha aumentado en España a lo largo de 2018. Una tendencia al alza que no es única del país, puesto que Europa registra similares cifras de crecimiento: en 2018 se vendieron 650 millones de kilos, 140 millones más que el año pasado.

Unas cifras que han llevado a los productores a apuntar más alto y aliarse con la Guía Michelin. Aunque pueda sonar una combinación un poco extraña, el pasado otoño la edición de la famosa guía roja para Reino Unido e Irlanda ya contó con el patrocinio de esta fruta. Ahora es el turno de Francia, que en la presentación de la edición 110 de esta guía también ha reservado un espacio para los aguacates.

Parece que la fruta de moda quiere ser algo más que el último hit entre los millennials y eso que se pone encima de las tostasdas en cualquier brunch moderno, y asaltar también la alta cocina.