Bizcocho de flan en Thermomix
Bizcocho de flan en Thermomix  EMMA GARCÍA

Lo confesamos: a veces nos dejamos llevar por el nombre de un plato que nos hace gracia. Así que cuanto oímos hablar del bizcoflan, además de parecernos un gran palabro, decidimos que teníamos que probar a hacerlo en casa.

Porque bizcochos y flanes hemos hecho muchos, pero lo de mezclar los dos en un solo postre no. Y ya se sabe que si dos cosas por separado están ricas, la mezcla...

Total, que estamos ante un gran invento para animar postres o meriendas y que, además, con ayuda del Thermomix lo tendremos preparado en unos minutos. Después, media hora al horno, dejarlo enfriar y listo, aunque es verdad que la cosa mejora mucho si pasa unas horas en la nevera o incluso si lo preparamos de un día para otro.

Ingredietes

Para el caramelo

  • 90 gr. de azúcar
  • 15 ml. de zumo de limón

Para el flan

  • 4 huevos
  • 500 gr. de leche
  • 120 gr. de azúcar
  • 15 gr. de azúcar de vainilla

Para el bizcocho

  • 3 huevos
  • 90 gr. de azúcar
  • 90 gr. de harina de repostería

Preparación

Precalentamos el horno a 180 grados y ponemos sobre la rejilla (a media altura) una fuente grande, apta para horno, con agua.

Para preparar el caramelo casero, ponemos el azúcar y el zumo de limón en un cazo a fuego medio, removiendo de vez en cuando hasta que se forme el caramelo. Ponemos el caramelo sobre un molde.

Empezamos a preparar el flan. Ponemos en el vaso del Thermomix todos los ingredientes y mezclamos 10 segundos a velocidad 3. Ponemos la mezcla en el molde caramelizado.

Para el bizcocho, ponemos el accesorio Mariposa en su posición. Ponemos en el vaso los huevos y el azúcar, y programamos 5 minutos a velocidad 4.

Añadimos la harina y programamos 4 segundos a velocidad 2. Si no se ha mezclado bien, mezclamos a mano con la espátula para que no pierda su textura. Echamos sobre el flan, con cuidado, la nueva mezcla. Aunque parezca sorprendente, como las masas tienen densidades distintas no se mezclan en el molde.

Si queremos hacerlo al vapor, ponemos 500 gramos de agua en el vaso del Thermomix y ponemos encima el accesorio Varoma. Tapamos muy bien el molde con papel aluminio para que no entre nada de agua. Lo situamos sobre el varoma, lo tapamos y programamos 40 minutos, opción Varoma, a velocidad 1.

Si preferimos hacerlo al horno ponemos el molde sobre la fuente con agua del horno (sin que lo cubra) para que se haga al baño María durante 45 minutos a 180 grados. Pasado este tiempo pinchamos para comprobar si ha cuajado bien.

Dejamos enfriar unas 3-4 de horas en el frigorífico y desmoldamos antes de servir. Si tenemos paciencia, esperamos al día siguiente para comerlo.