Piscina
Los despistes con niños en piscinas pueden resultar fatales. GTRES

El verano es, por desgracia, la época del año con más casos de ahogamiento. No sólo en España. En Alemania están viviendo un 2018 trágico. Llevan más de 300 casos de ahogamiento, de los que 20 son protagonizados por menores. Ahora, la Asociación Alemana de Socorristas (DLRG) ha puesto el acento en lo que creen que es una de las causas: los teléfonos móviles.

En unas declaraciones recogidas por The Guardian, el portavoz de la DLRG, Achim Wiese, asegura que "hay demasiados padres que no se están tomando en serio la advertencia. Cuando tus hijos o nietos estén en el agua, deja el móvil a un lado". Peter Harzheim, portavoz de la Federación de Supervisores de Piscinas, se expresa en términos similares: "Cada día observamos el mismo comportameinto. La gente se piensa que la piscina es una guardería y no presta atención". "Cada vez más progenitores están tan absortos en sus móviles que no prestan atención a sus hijos", sentencia Harzheim.

Los socorristas piden, además, que el Gobierno incluya la natación como una materia obligatoria en el sistema de enseñanza en Alemania.