Polos de melón, lima y hierbabuena
Polos de melón, lima y hierbabuena EMMA GARCÍA

Es difícil en verano y con este calor no caer en la tentación de ir demasiado a menudo al congelador a por un helado, de esos que no suelen ser demasiado sanos y que llevan, entre otras cosas, azúcar en cantidades exageradas.

Preparar polos de fruta fresca es una estupenda alternativa tanto para niños como para adultos. No necesitamos añadir azúcar si la fruta está madura y, además, con la cantidad de frutas veraniegas que tenemos ahora mismo podemos experimentar con un montón de versiones. Esta combinación de melón, lima y hierbabuena queda especialmente rica.

Añadir zumo de limón o lima, un poco de sal para potenciar el sabor y triturar algunas hierbas aromáticas, conseguirán que nuestros polos de hielo caseros sean una delicia sin nada que envidiar a los industriales, al contrario, están mucho más buenos, y prepararlos no tiene ninguna dificultad.

Ingredientes

  • 500 gr. de melón (sin cáscara ni pepitas)
  • 2 limas
  • 8-10 hojas de hierbabuena
  • Sal

Preparación

Le quitamos al melón la cáscara y las pepitas, y lo troceamos. Exprimimos el zumo de las dos limas. Si preferimos que el sabor de la lima no esté tan presente, podemos usar solo el zumo de una. En la batidora ponemos el zumo de lima con las hojas de hierbabuena y una pizca de sal, y trituramos a máxima potencia unos segundos.

Añadimos el melón al zumo de limón con hierbabuena y trituramos todo junto hasta que la mezcla quede bien integrada.

Rellenamos unos moldes de polo -o vasitos si no tenemos- y los metemos en el congelador. Si queremos poner palitos de madera en lugar de los que vienen en los molde, tendremos que esperar aproximadamente una hora para que los polos hayan empezado a formar el hielo y podamos clavarlos. Después los dejaremos como mínimo 4 horas más en el congelador.