Rollitos de pechuga, queso y rúcula
Rollitos de pechuga, queso y rúcula LA GULATECA

La cena de los niños no hay que resolverla de cualquier manera. Al ser una comida más frugal que la del mediodía podemos estar tentados de tirar de remedios rápidos y comida elaborada. Pero no. La cena debe estar compuesta por ingredientes digestivos y livianos, y ser poco calórica. A los más pequeños de la casa les podemos hacer una cena sana, nutritiva y rápida; no es tan complicado. Estas cinco recetas son cinco buenas pistas.

Crema de remolacha

Las cremas de verduras son un recurso genial para la cena de los más pequeños. Sanas, nutritivas y fáciles de hacer, admiten muchas versiones y todo tipo de ingredientes para salirse del clásico puré de verduras y seducir a los niños con una propuesta diferente. Un ejemplo: esta crema de remolacha y manzana que no sólo tiene un sabor riquísimo, sino un color irresistible. Un truco: algo crocante por encima siempre ayuda a que guste más incluso a los que ponen mala cara con las verduras. Aquí todos los detalles de la receta.

Rollitos de pechuga de pavo, queso y rúcula

Es verdad que los fritos es mejor usarlos con moderación, y más si hablamos de cenas de los niños. Pero estos rollitos con pavo, rúcula y queso son un triunfo seguro y, acompañados de una ensalada, una cena muy completa. Podemos tenerlos preparados con tiempo y cocinarlos en el último momento y, exactamente igual que con otros fritos, prepararlos al horno para evitar así el exceso de grasa. Aunque no quedan tan crujientes, recién horneadas están muy ricos y además el queso fundido hará que estén muy buenos. Si te animas a prepararlos, aquí te explicamos todos los detalles.

Puré de patata casero gratinado con verduras

No es ningún secreto que el puré de patatas es un buen acompañamiento para casi todo y que a los niños les suele gustar. Hacerlo en casa es realmente sencillo y el resultado no tiene nada que ver con los que compramos en sobras para hacer al instante.

Si nos moderamos con la mantequilla en el puré y lo usamos para cubrir unas verduras al vapor (brócoli, por ejemplo), unos minutos de horno para gratinarlo y tenemos una cena deliciosa e irresistible.

Pescado al horno o al vapor

Unas rodajas o lomos de merluza -les quitamos las espinas antes- se preparan en cuestión de minutos al horno o al vapor en el microondas, simplemente en un recipiente apto tapado y con unas gotas de agua, aceite y sal. Para darles un sabor un poco más interesante, en una sartén pochamos un poco de cebolla con aceite de olivavirgen extra, unas rodajas de aceitunas negras, unas hojas de albahaca y unos tomatitos cortados. Servimos por encima del pescado ya en el plato y listo. Una cena sana y rica para los pequeños de la casa y para los adultos. De hecho, cenar lo mismo que ellos es una gran idea para la alimentación de toda la familia.

Tortilla francesa con atún

Nada más fácil, es verdad, pero sigue funcionando. Puede que estemos tentados de poner trozos de chorizo o salchicha, pero por qué no probar con atún en conserva (del mejor que podamos comprar, claro) o, mucho mejor aún, con un poco de bacalao desalado y desmigado. Otra opción interesante para incluir huevos en la cena -una idea de lo más socorrida y buena- es preparar unos huevos rellenos que, siempre gustan y admiten todo tipo de versiones.