SEGURIDAD VIAL
Dejar que los perros se asomen por la ventanilla es un grave error que puede costar muy caro. Unsplash

En España, más de 9 millones de personas tienen un perro o un gato, y seguro que muchas de ellas viajan junto a sus dueños en el vehículo. Por ese motivo, es importante saber que viajar con mascotas dentro del coche puede provocar distracciones al conductor y accidentes si no van correctamente sujetas. La normativa de tráfico obliga, aunque no de forma clara y precisa, a que se deben sujetar a las mascotas al coche para que no se puedan desplazar, caer o inestabilizar el vehículo. Pero ¿quién no ha visto alguna vez a un perro asomándose por la ventanilla o a algún ocupante con su mascota en brazos? Un grave error que puede provocar lesiones a los ocupantes o un riesgo para la circulación.

Perros, gatos, hamsters, conejos, pájaros… la cifra de mascotas en los hogares españoles ya representa el 49,3% según datos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía (ANFAAC) con un total de más de 13 millones de animales en España, principalmente perros y gatos. ¿Cómo transportamos estos animales cuando viajamos en coche?

El RACE ha demostrado la importancia de elegir sistemas seguros para transportar a las mascotas en el coche gracias a una serie de ensayos y crash-tests en los que se simulaba una colisión frontal a 50 km/h con un maniquí de perro de 22 kilos y otro adulto como conductor. Si tienes mascotas y necesitas desplazarte en coche con ellas estos son los sistemas de sujeción más seguros en función del tamaño del animal:

Sistemas de retención en el coche para mascotas

Para viajar con perros, por ejemplo, son efectivos los arneses que sujetan a las mascotas con ayuda del cinturón de seguridad o los dispositivos Isofix. No se recomiendan las correas que se enganchan al collar del perro porque no cumplen la función de retención dentro del vehículo.

Si el perro es grande es mejor utilizar una rejilla divisoria y llevarlo en el maletero. La rejilla debe montarse desde el techo del vehículo hasta el suelo del maletero y debe cumplir las normas DIN 75410-2. Otra opción es el trasportín para perros. Si es de tamaño grande se
colocará en el maletero lo más cerca del respaldo y en posición transversal a la dirección de la marcha.

El trasportín es uno de los sistemas más seguros también para animales de tamaño medio y pequeño. En este caso se deben situar en el suelo detrás de los asientos delanteros. Las pruebas de ensayo han demostrado que el trasportín se rompe y el animal sale despedido si ocurre un accidente y lo hemos situado en un asiento sujeto con el cinturón de seguridad.

Importante si viajas con mascotas es evitar golpes de calor en verano. No dejes ningún animal dentro del coche con las ventanillas cerradas, no olvides darles agua y comida y parar a descansar cada dos horas de viaje.