Muere Juli Soler, artífice de El Bulli junto a Ferran Adrià

  • Desde 2012 sufría una enfermedad neurodegenerativa, que le obligó a dejar el proyecto del BulliFoundation.
  • Fue él quién fichó el cocinero Ferran Adrià a principios de la década de los 80.
  • "Era un apasionado y un personaje histórico en la gastronomía", ha dicho el chef.
El cocineros Albert y Ferran Adrià junto a Juli Soler, quien dirigió el restaurante El Bulli durante 30 años, posan junto a la maqueta de ElBulliFoundation.
El cocineros Albert y Ferran Adrià junto a Juli Soler, quien dirigió el restaurante El Bulli durante 30 años, posan junto a la maqueta de ElBulliFoundation.
LAURA POUS / ACN

Juli Soler, impulsor junto a Ferran Adrià del restaurante El Bulli, de la localidad gerundense de Roses, que fue reconocido como el mejor del mundo antes de su cierre en 2011, ha fallecido esta pasada noche a causa de la enfermedad que sufría, según han informado fuentes próximas a la familia y el propio cocinero: "La noticia más triste que nunca hubiera querido dar. #JuliSoler ha fallecido. Siempre estarás con nosotros", ha escrito en Twitter.

Soler ha fallecido a consecuencia de la enfermedad neurodegenerativa que le diagnosticaron en octubre de 2012 y que lo obligó a abandonar el proyecto del BulliFoundation para centrarse en su salud. La familia de Soler y el propio fallecido han mantenido la evolución de la dolencia en el ámbito íntimo, aunque durante este tiempo han recibido siempre muestras de apoyo de Ferran Adrià y de diferentes personas vinculadas a la gastronomía.

Prestigiosos cocineros como Gastón Acurio o Juan Mari Arzak han expresado también sus condolencias y han guardado un minuto de silencio en el Basque Culinary Center (BCC). "Seguramente sin él sería bastante difícil que hubiera existido el BCC. Es un personaje histórico en la gastronomía a niveles que no os imagináis", ha dicho Adrià.

"Yo tuve la suerte de que me soportó 34 años, aprendí mucho de él, fuimos una pareja de 34 años, son muchos años", ha rememorado el cocinero hospitalense, quien este lunes se encuentra en San Sebastián con motivo de la reunión del Consejo Asesor Internacional del BCC. "El Bulli era más que una familia, todos seguiremos haciéndola", ha concluido.

Toda una vida en la hostelería

Nacido el 31 de mayo de 1949 en Terrassa (Barcelona), Soler empezó su trayectoria en el sector de la hostelería junto a su padre, jefe de sala de un balneario. En 1962, con solo 13 años, entró a trabajar en el Gran Casino de Terrassa; un año después se fue al Chalet del Golf de Puigcerdà (Girona), y al siguiente, al restaurante Reno de Barcelona.

Poco después, ayudó a su familia en un restaurante en Rubí (Barcelona), donde trabajó hasta que su afición por la música —era un gran amante de los Rolling Stones— lo llevó a dirigir dos discotecas y a abrir una tienda de discos, que cerró a principios de los 80.

Fue entonces cuando empezó a dirigir lo que acabaría convirtiéndose en El Bulli. Adrià llegó a la cocina de este establecimiento poco después y ambos se asociaron para desarrollar un nuevo concepto gastronómico que acabó plagado de reconocimientos internacionales. Juntos lograron tres estrellas Michelin para el restaurante de la Cala Montjoi de Roses (Girona).

Después de todos esos éxitos, los responsables de El Bulli decidieron dar un nuevo giro de tuerca a su proyecto e idearon una fundación que ocuparía el mismo espacio que el restaurante y que se dedicaría a la investigación culinaria, aunque no lo vio hecho realidad pues quedo paralizado por protestas de colectivos ecologistas por tener como escenario el Parque Natural de Cap de Creus.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento