Ejercicio
Tres mujeres haciendo 'spinning' en el gimnasio. GTRES

Ahora que la gripe ya remite, científicos ingleses nos cuentan que el ejercicio puede reducir el riesgo de contraerla. Claro que según su estudio no basta con hacer ejercicio sino que debe ser ejercicio intenso.

En concreto, según los investigadores del London School of Hygiene and Tropical Medicine (Reino Unido) es la práctica de ejercicio intenso al menos dos horas y media a la semana la que puede ayudar a reducir el riesgo de tener gripe.

El estudio se ha realizado a partir de una encuesta online con más de 4.800 participantes durante la temporada gripal de este año, y los resultados muestran como el ejercicio moderado no parece tener un efecto protector.

Hay que aprovechar el buen tiempo para ponerse en forma y protegerse de la gripeCon su trabajo pretendían obtener la mayor cantidad de información posible sobre quién padece la gripe cada año, por lo que todos los encuestados tenían que informar de si estaban en contacto con niños, si habían sido vacunados o cuánto ejercicio practicaban semanalmente y de qué tipo. Y en caso de no tener ninguna actividad física, se les animaba a estar al menos una semana practicando alguna actividad, bien correr, montar en bicicleta, hacer algún deporte, etc.

En esta edición, vieron como la gripe había reducido su actividad en comparación con el año anterior, del 6 al 4,7%, y que hasta un 1% de los casos de gripe podía evitarse únicamente con la práctica de ejercicio intenso. Los niños también parecían haber tenido unos niveles más bajos de la enfermedad en comparación con el año anterior, pasando del 7,9% al 5%.

"Tenemos que tratar estos resultados con cautela ya que son todavía preliminares", reconoce a la BBC Alma Adler, autora del estudio, que no obstante asegura que ya hay estudios previos que también han mostrado este efecto protector del ejercicio para "esquivar" la gripe. Además, aunque la incidencia ha bajado esta temporada, esta experta recuerda que la gripe puede aparecer en cualquier momento por lo que "hay que aprovechar la llegada del buen tiempo para salir a ponerse en forma y protegerse de la gripe en esta primavera".

En España, a principios de marzo, el Sistema de Vigilancia de la Gripe dio por finalizado el periodo epidémico de esta enfermedad, al fijarse una tasa de incidencia de 47,20 casos por cada cien mil habitantes, nivel que está, por primera vez, por debajo del umbral establecido para esta temporada.