Las 6 causas que más estropean la pintura de un coche

Los excrementos de los pájaros tienen ácidos que pueden dañar la carrocería del coche.
Los excrementos de los pájaros tienen ácidos que pueden dañar la carrocería del coche.
Fernando Roig

La pintura del coche cumple funciones más allá del aspecto estético que se le suele atribuir de manera única. Es cierto que el color de nuestro vehículo nos define y es preferible que nos guste a que no, pero la pintura protege la carrocería de los efectos perjudiciales del exterior y del clima. Sin embargo, al actuar como una barrera de protección, esta capa de color también puede sufrir desperfectos y dejar de cumplir su función. 

Así, al igual que otros elementos del coche, la pintura necesita mimo y cuidados además de un ojo atento que detecta posibles roces o abolladuras. En estos casos, es importante subsanar el daño en la capa exterior del coche antes de que el óxido y la humedad penetren en la carrocería y provoquen más desperfectos. 

Para mantener la pintura impoluta hay que prestar atención, en especial, a una serie de factores, objetos, materiales y condiciones que hacen mella en su buen estado y la deterioran. Las 6 causas que provocan mayores consecuencias negativas en la pintura de un vehículo son:

  1. Excrementos de animales. Estas sustancias son corrosivas y la mejor manera de evitar el daño es no aparcar el coche debajo de árboles u optar por un garaje. También hay que saber quitarlas con cuidado. 
  2. ​El sol. Los rayos ultravioleta desgastan el color de la pintura. Para solucionar este problema, la solución es dejar el coche siempre a cubierto. 
  3. ​Cambios bruscos de temperatura. Hay que prestar atención a las diferencias térmicas y no rociar el coche con agua fría cuando haga calor y viceversa. 
  4. ​Productos inadecuados. Antes de lavar el coche con productos que puedan dañarlo, es mejor revisar la instrucciones e indicaciones. 
  5. ​Las precipitaciones. Lluvia con barro, agua, nieve... Es importante proteger el coche de estos factores al lavarlo y aparcarlo a cubierto. 
  6. La sal. Tan habitual esos días de invierno, la sal corroe la pintura. Hay que limpiarla con atención una vez que el coche haya circulado por zonas con nieve.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento