Bicis y patinetes eléctricos, ¿sufren sus baterías en invierno?

Ayuntamiento publica las bases de la convocatoria para el proyecto piloto para el alquiler de patinetes
Un hombre circula en patinete eléctrico
María José López

Las baterías suelen sufrir las temperaturas extremas, tanto en verano como en invierno. Así que las pilas de los vehículos de movilidad personal o de las e-bikes también pueden resentirse durante esta temporada invernal, aunque es cierto que las consecuencias del frío no son las mismas que las del calor. 

Las baterías, cuando sufren un calor extremo, ven acortada su vida útil pero son capaces de entregar la misma capacidad de energía. Y, al contrario, durante el invierno estos generadores funcionan mejor, por lo que se mantienen en mejor estado durante más tiempo. Sin embargo, con el frío la entrega de electricidad de la batería disminuye, por lo que se puede ver acortada en este caso la autonomía de los vehículos. 

Dependiendo del tipo de batería que tenga nuestro VMP, esta sufrirá más o menos los efectos de las temperaturas y también tendrá más o menos efecto memoria. Por ejemplo, las pilas de plomo no sufren este efecto y las de níquel-metal-hidruro son más resistentes a las oscilaciones térmicas. 

En los patinetes y bicis eléctricas, lo más habitual es encontrar baterías de litio que, además, son las más eficientes. Este tipo de generadores no tiene efecto memoria y su temperatura óptima para trabajar está entre los 10 y los 20 grados.

Cómo cuidar sus baterías en invierno

Para que la batería de los VMP y las e-bikes sobreviva a las bajas temperaturas del invierno, se recomienda:

  • Usar solo el cargador original. 
  • No cargarlas en frío o justo a la vuelta de la calle. 
  • Para guardar los vehículos, mejor a temperatura ambiente evitando las galerías, las terrazas o la calle. 
  • No dejar que la batería se descargue por completo. 
  • Nunca cargarlas hasta el 100%. 
Mostrar comentarios

Códigos Descuento