Cómo calcular la equivalencia de neumáticos de coche y de moto

Todas las ruedas presentan un código del que se pueden extraer características como la anchura o la velocidad máxima que aguanta.
Todas las ruedas presentan un código del que se pueden extraer características.
Freepik

Los neumáticos son uno de los componentes del vehículo, sea moto o coche, que más tienen que ver en la seguridad vial. Las ruedas son la parte que está en contacto directo con el asfalto y que, por tanto, aseguran la adherencia a la carretera. 

Por esta razón es necesario escoger los neumáticos adecuados para cada tipo de vehículo y, también, cada tipo de contexto o de época del año. Es importante conocer la medida y otra serie de características como el índice de carga o la velocidad que pueden soportar. 

En el mercado hay varios tipos de gomas a disposición, que van desde las nuevas hasta las recauchutadas, que están homologadas y cumplen todos los estándares de calidad. En el caso de tener que cambiar los neumáticos de tu coche nuevo por unos equivalentes, así deberás hacerlo. 

Los neumáticos equivalentes son aquellos que, sin ser los originales que venían con el vehículo, sirven para el modelo de coche o moto en el que se quieren instalar. Igualmente, este tipo de gomas equivalentes pueden utilizarse en el caso de que las medidas de nuestro vehículo sean poco usadas en España, aunque el cambio por otros neumáticos deberá estar regulado. 

Cómo identificar las ruedas equivalentes 

Tanto para coche como para moto, hay que saber calcular las equivalencias de los neumáticos para no cometer errores. Lo primero es conocer las características de nuestras gomas, para lo que hay que mirar el código formado por esta sucesión de números y letras 000/00 A 00 00A. Cada uno significa:

  • Los tres primeros, el ancho del neumático en milímetros.
  • Los siguientes dos, el perfil.
  • La primera letra significa el tipo de construcción del neumático (por ejemplo, radial). 
  • Los dos siguientes números son el diámetro.
  • Las dos últimas cifras se refieren a la capacidad de carga. 
  • La última letra, a la velocidad. 

Para conocer las equivalencias, lo mejor es disponer de una calculadora o un conversor online. Sin embargo, se pueden seguir las cinco reglas siguientes:

  • La anchura (tres primeras cifras) no puede sobrepasar 30 mm con respecto al neumático original.
  • El perfil de la llanta (las otras dos siguientes) deben ser correspondiente al del neumático homologado.
  • El diámetro (los dos números consecutivos) no debe varias más de un 3%.
  • El índice de capacidad de carga (los dos últimos números) debe ser igual o superior a la original.
  • La velocidad (última letra) también debe ser igual o superior. 
Mostrar comentarios

Códigos Descuento