Logo del sitio

Dónde comprar un coche de segunda mano: ¿concesionario o particular?

El mes de agosto o los lunes son momentos en los que los concesionarios tienen menos afluencia de gente y, por tanto, es más posible encontrar ofertas.
Ambos canales de venta cuentan con garantías. 
Freepik

Si te has decidido a apostar por la compra de un vehículo de segunda mano, bien sea por el precio, por las ganas o por la posibilidad de encontrar coches de ediciones limitadas o series que ya no se fabrican, tendrás que abordar el proceso de adquisición con paciencia y mucha atención. 

Y es que comprar un coche de ocasión puede terminar siendo un éxito o un desastre, todo depende varios factores. Entre ellos, el canal de venta elegido: ¿de concesionario o de particular?

Pues bien, tanto una opción como otra disponen de garantías, aunque en un primer momento se desconfíe de las ventas a través de particulares. Según el Código Civil, un contrato de compraventa entre personas físicas debe contar de al menos seis meses. 

Sin embargo, este periodo se amplía hasta  el año, o incluso los dos años, si la compra se realiza en un concesionario. Ganvam explica que se puede llegar a un acuerdo entre el establecimiento y el comprador a este respecto. 

Dejando de lado el tema de la garantía, hay dos aspectos que diferencian la compra de un vehículo de ocasión a particular o a concesionario. El primero podrá ajustar más el precio pero puede ser que no haya podido someter el vehículo a revisiones o a un mantenimiento adecuado. Esto afecta al comprador en tanto que deberá ser él el que efectúe los cambios y reparaciones necesarias.

Por otro lado, en un concesionario puede ser que los precios sean un poco más elevados, pero bien es cierto que en el lugar de venta se habrán encargado de poner el coche a punto para sacarle el máximo rendimiento económico. 

En lo que, además, se refiere al papeleo, los trámites y el cambio de titularidad, los concesionarios suelen hacerse cargo de ello, por lo que el proceso siempre es más cómodo para el comprador. 

La conclusión más rápida que se puede extraer a la hora de decantarse por una u otra opción a la hora de comprar un coche de segunda mano es que en el caso de los particulares el precio siempre será más económico, por lo que si este factor es el que determina nuestra elección deberemos elegir esta opción. Si, además, confiamos en el vendedor o tras revisar el coche comprobamos que está en buen estado, no habrá que dudarlo. 

En el caso, al contrario, de querer hacer una compra fiable y segura, con garantías y sin que pagar un poco más condicione el proceso de adquisición, el mejor compromiso es apostar por un concesionario. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento