Una moneda de euro es suficiente para saber si has de cambiar tus neumáticos y así evitar accidentes y multas

El dibujo de los neumáticos debe tener al menos la profundidad legal mínima.
El dibujo de los neumáticos debe tener al menos la profundidad legal mínima.
iStockphoto

Las revisiones de neumáticos son uno de los gestos más habituales antes de viajar en verano. Hay que observar el aspecto que presenta la goma (si sufre deformaciones o desperfectos) y, por supuesto, hay que asegurarse de que cumple con los requisitos legales mínimos para circular. 

De esta manera, se pueden evitar tanto accidentes de tráfico o incidentes desagradables en carreteras como multas por no cumplir con los estándares mínimos de seguridad. Por ejemplo, en el caso de que el dibujo de las ruedas sea inferior a 1,6 milímetros, el mínimo legal, la sanción correspondiente será de 200 euros por cada neumático que no cumpla este requisito. 

Para medir la profundidad del dibujo de la banda de rodadura y circular con seguridad y tranquilidad, hay varios trucos que evitan pasar por el mecánico y que nos aseguran que conducir con esas ruedas es seguro. El más conocido en este aspecto es introducir una moneda de un euro en los surcos. 

Si la moneda se entra hasta que el borde dorado deja de ser visible, la profundidad del dibujo es correcta. Sin embargo, si el canto dorado del euro no llega a introducirse en la ranura, esto significará que la profundidad es muy baja y que, por tanto, es necesario cambiar con urgencia el neumático. Así lo aconsejan desde la Policía Local de Valdemoro. 

Otro truco para saber si nuestros neumáticos, aunque tengan el dibujo intacto, son muy viejos y han podido perder propiedades, es echar un vistazo a los números grabados en su lateral. Cuatro de ellos hacen referencia a la semana y la fecha de fabricación, por lo que permitirán calcular si ya toca revisarlos (cada cinco años al menos) o sustituirlos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento