Un millón y medio de coches circulan con problemas en los neumáticos: estas son las 5 reglas a seguir para cuidarlos

Es muy importante medir el aire de los neumáticos con cierta periodicidad.
Es muy importante medir el aire de los neumáticos con cierta periodicidad.
Pixabay

Los neumáticos son el único elemento del coche que está en continuo contacto con el asfalto y de ellos depende mantener la seguridad vial dentro de los estándares mínimos para evitar accidentes. Al parecer, no todos los conductores le dan la misma importancia al estado de sus ruedas y así lo anuncian desde Confortauto Hankook Masters han reflejar las conclusiones de un estudio en las que se especifica que un 46% de españoles no presta atención al estado de sus ruedas ni considera relevante este aspecto. 

Desde esta red de talleres mecánicos estiman que cerca de un millón y medio de vehículos circulan diariamente en España con defectos graves en los neumáticos, lo que puede provocar accidentes y alterar la seguridad vial en carretera tanto como en ciudad. Para evitar situaciones de riesgo es necesario llevar al día el mantenimiento de las ruedas y sustituirlas conforme se desgastan, siempre que sea necesario. 

Las 5 reglas con las que conseguir unos neumáticos sanos y en buen estado, según Conforauto, son: 

  • Comprobar la presión de los neumáticos. La presión es uno de los factores clave que afecta en el desgaste y envejecimiento prematuro de los neumáticos, tanto si es excesiva como demasiado baja. Hay que asegurarse de que la presión es la recomendada por el fabricante, lo que mejorará el agarra de las ruedas y además ahorrará combustible. 
  • Vigilar la profundidad de la banda de rodadura y desgaste del dibujo. Un neumático desgastado por debajo del límite legal deja de cumplir su función, disminuye su agarre y aumenta la distancia de frenado. La profundidad del dibujo no debe ser menor a los 1,6 milímetros, aunque es aconsejable cambiarlos cuando baje de 3. Circular con unos neumáticos por debajo del límite legal conlleva una sanción de 200 euros.
  • Examinar si hay daños en la goma. Pueden presentar bultos, pequeños cortes o grietas causadas por el paso del tiempo y el uso. 
  • Comprobar la alineación. Si el coche no mantiene una trayectoria estable o el volante vibra, probablemente se deba a una mala alineación de los neumáticos, lo que impide un correcto agarre al firme.
  • Vigilar las válvulas y los tapones de los neumáticos. Las válvulas son las responsables de mantener la hermeticidad de los neumáticos al contener la presión de aire en la unión del neumático con la llanta y sufren un esfuerzo muy severo durante su vida útil. No hay que olvidarse de controlar el tapón de la válvula, que la protege del polvo y la suciedad.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento