Logo del sitio

¿Por qué las carreteras nacionales acumulan la mayoría de accidentes de tráfico?

Cartel de Tramo de Concentración de Accidentes con un ramo de flores
Cartel de Tramo de Concentración de Accidentes con un ramo de flores
PONLE FRENO/ATRESMEDIA

Las carreteras nacionales acumulan la mayoría de accidentes de tráfico. Pese a que las cifras absolutas de fallecidos en siniestros viales presentan una tendencia en descenso desde hace unos cuantos años (sin tener en cuenta los datos del pasado 2020, cuando la movilidad quedó restringida durante varios meses), las carreteras convencionales siguen siendo las vías más peligrosas

En el pasado 2021 y según los datos de siniestralidad presentados por la DGT, 723 personas fallecieron en accidentes de tráfico que tuvieron lugar en la red de carreteras nacionales, un 72% de todas las víctimas mortales del año pasado. Así, 281 accidentes graves tuvieron lugar en autopistas y autovías (un 28%), manteniendo la relación de por cada cuatro fallecidos, tres son en carretera convencional de hace unos años. 

Las carreteras convencionales acumulan una alta siniestralidad por varias características comunes que, a fin de cuentas, se acaban convirtiendo en factores de riesgo. Son cuatro rasgos compartidos los que acaban convirtiendo estas vías nacionales en recorridos peligrosos. 

Cuatro características peligrosas

La primera es la forma del trazado, que tiende a tener un diseño más antiguo y menos enfocado a la seguridad vial, donde se priorizaba el conseguir sortear las dificultades del terreno antes que pensar en la ejecución de curvas, riesgos... En relación con este aspecto, la ausencia de arcén en la mayoría de las carreteras nacionales también se convierten en un riesgo al no dejar margen para que circulen vehículos como bicicletas o para que aquellos que sufran una avería puedan apartarse del tráfico rodado. 

La abundancia de intersecciones y cruces que dirigen el tráfico hasta los diferentes destinos, en ocasiones muchos de ellos con baja visibilidad o difícil ejecución, también son puntos donde el índice de siniestralidad puede ser mucho mayor. 

Por último, la existencia de solo un carril para cada sentido del tráfico dificulta los adelantamientos y genera situaciones peligrosas al, por las razones antes expuestas, no permitir apenas espacio de maniobra en curvas cerradas o trazados intricados si viene otro vehículo de frente. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento