Cómo te afectarán las nuevas zonas de bajas emisiones en 2023 en función de la etiqueta de tu coche

Imagen de archivo de una etiqueta ECO en un coche.
Imagen de archivo de una etiqueta ECO en un coche.
Europa Press
Imagen de archivo de una etiqueta ECO en un coche.

Ya está aquí el 2023 y una de las novedades de este año es que los ayuntamientos de localidades de más de 50.000 habitantes deberán implementar, a lo largo del año, sus respectivas zonas de bajas emisiones o sus regulaciones para reducir el tráfico rodado y las emisiones contaminantes. 

Pese a ello, solo una veintena de ciudades ha presentado sus borradores y hay grandes diferencias entre unos y otros. Algunas apuestan por sancionar, otras por avisar; unas por límites más restrictivos y otras no tanto. El Gobierno da varias opciones para que estas localidades puedan poner en marcha estos planes y estas afectan de manera diferente a cada tipo de vehículo según su etiqueta de la DGT

¿Cómo afectarán estas restricciones según el tipo de pegatina de la DGT que luzcamos? Como hemos dicho, no se puede generalizar ni dar nada por sentado, pero si se pueden dibujar unas pocas pinceladas al respecto. 

Los vehículos más afectados van a ser aquellos que no tengan distintivo o que luzcan la letra A. Estos vehículos ya han quedado excluidos de la circulación en ciertas zonas de las ciudades, como en Madrid, así que es previsible que sean el foco de las restricciones más duras y que no puedan acceder a las llamadas ZBE.

Los siguientes en la escala, los vehículos con etiqueta B y C, no sufrirán tanto las restricciones hasta dentro de unos años, previsiblemente. Por el momento, este tipo de vehículos solo puede entrar a las ZBE a condición de quedarse estacionado y no en todas las ciudades.

Los vehículos que no sufrirán restricciones

Los coches que luzcan etiquetas Eco o Cero no sufrirán, previsiblemente, ningún tipo de restricción. Al ser de emisiones reducidas o inexistentes, en el caso de los 100% eléctricos, las medidas para limitar la circulación no se aplican en su caso, ya que precisamente se quiere motivar la compra y uso de este tipo de automóviles y motos. 

Este breve resumen queda supeditado, como siempre, a lo que al final acaben concluyendo las diferentes ciudades. Las propuestas son muchas, y van desde zonas peatonales a distinción por etiquetas, pasando por el pago de un peaje urbano. Queda esperar a ver, efectivamente, qué tipo de medidas acaban implementando los ayuntamientos 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento