Logo del sitio

¿Comes bien cuando estás de viaje con el coche?

<p>La fatiga es la cuarta causa de siniestralidad en las carreteras españolas, según datos de la Dirección General de Tráfico.</p>
Las comidas pesadas pueden producir somnolencia. 
DGT

Los viajes largos por carretera pueden hacerse pesados. Por eso, es importante salir descansado, sobre todo si se va a conducir, y programar las pausas a lo largo del trayecto, intentando que sean cada dos horas y media para estirar las piernas y evitar el ensimismamiento. 

Otros aspectos fundamentales que infieren en el estado de alerta del conductor y que a veces pasan desapercibidos son la alimentación y la hidratación, sobre todo la primera. Para mantener unas facultades ideales al volante, es necesario alimentarse correctamente y sobre todo beber agua y líquidos que mantengan los niveles de hidratación. 

Desde la Fundación Española de la Nutrición y con la Asociación de Amigos de la Real Academia de Gastronomía, en colaboración con Porsche, han elaborado una guía para que los conductores sigan una correcta nutrición antes de emprender viajes largos en coche. Mientras que en los viajes más cortos la alimentación no influye tanto, en los trayectos de más de 250 kilómetros es cuando se convierte en un factor de mayor peso.

Alimentación ligera

La pauta general que se recomienda seguir es que la ingesta de alimentos sea ligera, apostando por sándwiches, fruta o frutos secos. Los productos con un exceso de azúcar pueden producir un efecto adverso, ya que proporcionarán un pico de energía durante un breve periodo de tiempo y, después, el cansancio será más acusado. 

Durante el viaje, es conveniente mantener los principios generales relacionados con una buena alimentación basada en una dieta variada para garantizar el aporte de diferentes nutrientes. Debe mantenerse el equilibrio energético diario, teniendo en cuenta que la conducción no supone un gasto energético que obligue a aumentar la ingesta: el gasto energético producido durante la conducción de un coche por un hombre se establece en una media de 0,043 kcal/kg/min, mientras que para la mujer estos valores se reducirían en un 10 %. El gasto energético al volante equivaldría, aproximadamente, al de estar sentado.

Las pautas a seguir para comer correctamente durante los viajes en coche son:

  • Mantener una dieta variada, equilibrada y moderada.
  • Planificar la alimentación del conductor y los compañeros de viaje.
  • No omitir el desayuno.
  • Distribuir el consumo de alimentos en 4 o 5 comidas.
  • Evitar comidas copiosas y muy ricas en grasas.
  • Detenerse cada 2 horas un mínimo de 10 minutos, comer algo ligero e hidratarse.
  • Llevar bebida en el coche.
  • Las bebidas como el café, el té, el cacao, las colas o las bebidas energéticas pueden ayudar a aliviar la fatiga del conductor.
  • Para evitar la distracción, no consumir alimentos al conducir.
  • Los frutos secos son ideales en el complemento de media mañana y meriendas.
  • No renunciar a una buena alimentación al viajar: aprovechar las rutas gastronómicas para probar alimentos y restaurantes autóctonos.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento