Logo del sitio

¿Sabes lo que es el 'mind-wandering'? La mitad de los conductores lo sufre

Ensimismarse al volante o despistarse puede acabar provocando un accidente de tráfico.
Ensimismarse al volante o despistarse puede acabar provocando un accidente de tráfico.
©[vlado85rs de Getty Images] a través de Canva.com.

Desviar la vista de la carretera durante la conducción implica recorrer varios metros sin prestar la debida atención a lo que sucede delante del vehículo, pudiendo llegar a provocar este gesto un accidente de tráfico que, a altas velocidad, podría ser mortal. Muchas son las distracciones que afectan al conductor y que le 'obligan' a apartar los ojos de la calzada, siendo una de ellas el llamado mind-wandering. 

¿Qué es el mind-wandering? Es lo que español se conoce como ensimismamiento o ese momento en el que la mente se pierde en sus propios pensamientos y desconecta del entorno que le rodea. Es ese momento en el que se deja de prestar atención a la tarea que se está realizando, en este caso conducir, para pensar en cosas que no tienen nada que ver con ella. 

El XII Barómetro de la conducción responsable elaborado por la Fundación VINCI Autoroutes desvela que un 77% de los conductores españoles, frente a un 82% de los europeos, desvía la mirada de la carretera durante al menos 2 segundos en ciertas ocasiones, lo que implica recorrer unos 72 metros a ciegas si se circula a una velocidad de 130 kilómetros por hora. 

Entre las distracciones que motivan estos despistes, el mind-wandering o el ensimismamiento representan el 44% de los casos en el caso de las estadísticas españolas, frente al 53% en las europeas.

Esta ensoñación, que puede estar provocada por un exceso de confianza si se conoce la ruta, cansancio o preocupaciones, no es la única distracción por la que los conductores dejan de prestar atención a la carretera. El uso de los teléfonos móviles al volante sigue siendo una constante en este tipo de informes. 

Continúa siendo habitual el uso del móvil al volante

El 62% de los conductores españoles (75 % de los europeos) utiliza el smartphone al volante, lo que engloba todo tipo de uso, incluida la utilización del GPS. Las llamadas son el gesto más habitual, representando al 54% de los conductores bien sea por bluetooth, con cascos o sujetando el teléfono en la mano, una acción que está ya sancionada por la DGT. 

Pero además, el 24% de los menores de 35 años leen o envían mensajes del texto al volante e incluso se conectan a reuniones de trabajo a distancia, representando estos casos al 12% de los conductores. Quizás el uso más sorprendente del móvil al volante, aunque acumula un bajo porcentaje de conductores que cometen este tipo de infracción, es ver películas o vídeos: un 7% de los españoles confiesa hacerlo, elevándose este porcentaje al 9% en el caso de los menores de 35 años. 

Todas estas temeridades durante la conducción, que involucran el uso del teléfono móvil, son potenciales casusas de un accidente de tráfico. En este barómetro, un 8% de los conductores españoles han reconocido estar a punto de sufrir siniestro o colisión por el mero hecho de usar el smartphone al volante. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento