Logo del sitio

Cuatro consejos para ahorrar (todavía más) al usar un coche eléctrico

Coche eléctrico
Coche eléctrico
Archivo

Este fin de semana, en concreto este domingo 18 de septiembre, inicia la Semana Europea de la Movilidad, con el transporte limpio y sin emisiones en el centro de todos los eventos y actos. La importancia de cambiar nuestra manera de movernos para cumplir con los objetivos de reducción de emisiones es solo una pequeña parte de todo el escenario que se desarrollará hasta el próximo día 22 de septiembre. 

El coche eléctrico, como no podía ser de otra manera, también acaparará el centro de todas las miradas. Aunque su precio de venta sigue siendo sustancialmente más elevado que en otros modelos de coche, se ha demostrado que tiene capacidad para generar ahorro a medio y largo plazo: desde recargar la batería hasta el mantenimiento preventivo, menor que en los modelos de combustible. 

Aun así, es posible ahorrar todavía más gracias a nuestro coche eléctrico si se tienen en cuenta una serie de factores. En concreto, estos cuatro que señalan desde la compañía de seguros Cleverea. 

Analizar la tarifa de la luz que tenemos en casa

Por desgracia, no todos los usuarios tienen la opción de cargar su automóvil en casa. Pero si sí se tiene esa alternativa, se pueden aprovechar las subvenciones para hacer esta instalación y así controlar mejor el coste de cada recarga. Para los usuarios que estén en el mercado regulado de la luz, que sufren más los cambios bruscos de precio, el mejor consejo es conocer los horarios más baratos y aprovecharlos. Por ejemplo, dejando el coche enchufado por las noches.

Planificar la ruta

Ser conscientes de los kilómetros que hacemos diariamente nos ayudará a saber cuándo es el mejor momento para recargar. De esta forma, aprovecharemos mejor las horas baratas de luz o los puntos de recarga más baratos que tengamos en el camino.

Saber aprovechar la recarga pública

Hay unos 15.000 puntos de recarga públicos en España, una cifra que aún resulta insuficiente para cubrir la demanda de los usuarios. Además, algunos de ellos tienen un precio bastante elevado, por lo que no siempre compensa recurrir a ellos. En el otro extremo, los hay también muy baratos o gratuitos (por ejemplo, en algunos centros comerciales, hipermercados, hoteles o incluso centros de trabajo). Hacer una pequeña investigación y aprovechar estos puntos puede suponer un importante ahorro.

Tener en cuenta la autonomía

La autonomía es uno de los requisitos básicos que se deben tener en cuenta a la hora de decantarse por un modelo de coche eléctrico u otro. Disponer de más kilómetros de movimiento sin necesidad de recargar nos aporta más libertad y, además, si tenemos mayor autonomía podremos ir más lejos en nuestro viaje para ir a un punto de recarga más barato o podremos apurar más la batería hasta que la luz sea más barata según nuestra tarifa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento