Logo del sitio

¿Comprar un coche o usar carsharing? Una calculadora te ayuda a estimar los costes

ZITY reactiva su servicio de carsharing para garantizar una movilidad urbana responsable
Las opciones de carsharing permiten reducir los gastos asociados a la propiedad de un coche.
Europa Press

Hasta 3.000 euros de ahorro por dar el salto al carsharing en la ciudad de Madrid, por ejemplo. Esta es la estimación de la empresa de coches compartidos Zity que, entre otras ciudades europeas, también opera en la capital. Gracias a nueva herramienta digital que han desarrollado, los usuarios pueden calcular los costes y gastos entre tener un coche en propiedad o apostar por usar el carsharing.

Usar esta herramienta online es gratis y muy sencillo. Basta con entrar en la web de Zity, seleccionar la Calculadora de ahorro y comenzar el cuestionario. Al principio, las preguntas son sencillas: cuánto gastamos en combustible al mes, cuántos impuestos pagamos, el precio del garaje si lo tenemos en el alquiler... Y, después, el sistema nos pregunta por nuestras costumbres: cuántos días a la semana usamos el coche, cuántos kilómetros, usos recreativos y de ocio, gasto en el taller... 

Una vez completado todo el cuestionario, el sistema nos da el resultado. Por un lado, aparecerá el gasto estimado, anual o mensual, resultante de tener un coche en propiedad. Y, en comparación, aparecerá el gasto estimado que tendríamos que afrontar para realizar los mismos trayectos que con nuestro vehículo privado, pero usando modelos de carsharing. 

No solo ahorro económico

Los datos generales que maneja Zity afirman que los automóviles privados pasan más del 90% de su vida aparcados y que, en realidad, solo aprovechamos el 10% de su vida útil, aunque paguemos impuestos y seguros. A este escenario, se suman otros factores como el encarecimiento de la electricidad o de los combustibles.

Sin embargo, existen diferentes escenarios en los que saltar a un coche compartido puede representar un mayor gasto que tener un vehículo propio, sobre todo en los casos en los que el uso es continuado y las distancias recorridas son más largas. En este supuesto, la calculadora no mentirá y confirmará que, efectivamente, es más barato quedarse con el coche propio. Eso sí, avisará al conductor de cuántas emisiones en CO2 podría ahorrar al usar los vehículos de carsharing que, por lo general, son eléctricos

Mostrar comentarios

Códigos Descuento