En 2023

Las exportaciones desafían el parón global con su segundo mejor año de la historia

Xiana Méndez
Xiana Méndez
EFE
Xiana Méndez

El sector exterior fue uno de los principales motores que permitió a la economía española avanzar un 2,5% el año pasado, por encima de lo previsto, en un contexto marcado por las tensiones geopolíticas y la desaceleración de las principales economías ante la agresiva subida de los tipos de interés con la que los bancos centrales han tratado de poner freno a la inflación. En este contexto, las exportaciones de bienes y servicios despidieron en 2023 su segundo mejor ejercicio de toda la serie histórica, tan solo por detrás de 2022, al alcanzar los 383.689 millones de euros

El tirón de las ventas al exterior y el freno paulatino de la actividad a nivel interno -que redujo las importaciones un 7,2% hasta los 424.000 millones- contribuyeron a rebajar el déficit comercial un 43,3% en términos interanuales hasta los 40.560 millones de euros. Al mismo tiempo, el mantenimiento de las exportaciones no energéticas y el retroceso de las importaciones de productos energéticos (sobre todo gas) ha permitido una reducción del déficit energético prácticamente hasta la mitad, desde los 52.616 millones de euros que registró en 2022 hasta los 33.080 millones el año pasado. En lo que respecta al déficit no energético ha pasado de 15.495 a 7.480 millones de euros en el mismo periodo.

El volumen de exportaciones supera en un 32% los registros previos a la pandemia de coronavirus y se acerca al objetivo de 400.000 millones de euros que el Gobierno se marcó en su Estrategia para la Internacionalización de la Economía Española 2017-2027. Las cifras publicadas este lunes confirman que la tasa de cobertura –cociente entre exportaciones e importaciones– se ha situado en el 90,4%, es decir, 5,3 puntos porcentuales por encima de la registrada en el año 2022 (85,1%).

La secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, ha puesto en valor que estos datos se hayan logrado en un contexto de "estancamiento" de la Eurozona y de la Unión Europea en general, que es a donde van a parar más del 62% de las exportaciones. De hecho, las ventas a socios como Alemania, Italia o Polonia marcaron récord el pasado ejercicio. En un contexto de incertidumbre internacional, las exportaciones españolas han mostrado "robustez y resiliencia", con una caída más suave que la del conjunto de los Veintisiete (-2,5%) y la de la zona euro (-3,3%).

Esto ha sido así gracias a la resiliencia del comercio de bienes, a la recuperación del sector turístico (con récord tanto de visitantes como de gasto en 2023), a la pujanza de otros servicios con mayor valor añadido y al aumento de los flujos de inversión extranjera directa. Las exportaciones no energéticas han subido un 0,7% (con 2.500 millones de euros más), lo que ha permitido compensar parcialmente la caída del segmento energético, del 20,6% (en unos 7.900 millones) ante el fuerte retroceso que han registrado los precios de la energía en relación a 2022, y que es otra de las claves que explican los datos.  

"El sector exterior actúa como motor de crecimiento y como estabilizador también de la economía", ha incidido la secretaria de Estado, quien ha detallado además que la demanda externa y las exportaciones han impulsado el crecimiento del PIB nacional, con una aportación de 2,9 puntos en 2022 que se ha desacelerado hasta los 0,8 puntos ya en 2023. "Seguimos manteniendo este vector de fortaleza y de resiliencia y, aún más difícil, en un entorno de incertidumbre y de desafío", ha destacado el ministro de Economía, Carlos Cuerpo, durante el acto de toma de posesión de los altos cargos del Ministerio, celebrado este mismo lunes.

La alimentación como sector "claramente ganador"

Por sectores, el sector del automóvil, que contribuyó con 2,4 puntos a las exportaciones, seguido de bienes de equipo (contribución de 1,8 puntos) y alimentación, bebidas y tabaco (contribución de 0,8 puntos) fueron los más dinámicos, los que ganaron más peso y alcanzaron, además, máximos anuales con claros superávits. Los tres representaron más de la mitad de las exportaciones totales, si bien fueron los alimentos los que registraron el mayor superávit comercial de toda la balanza y, al haber crecido año a año desde 2019 se han convertido en "un sector claramente ganador", según Méndez.

Esto, pese a que la coyuntura le ha sido menos propicia a causa de la sequía y del fuerte aumento de los costes de producción que ha tenido que soportar. La secretaria de Estado también ha puesto en valor el incremento sostenido en la base de empresas exportadoras, que han aumentado un 27% desde 2010 hasta alcanzarse los 43.918 exportadores regulares -aquellos que han exportado durante los cuatro últimos ejercicios-.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento