El truco de Arguiñano para limpiar los tomates a la perfección

Varios tomates, en una imagen de archivo.
Varios tomates, en una imagen de archivo.
PIXABAY

El verano es sinónimo de temporada de tomates. Aunque esta hortaliza se puede encontrar a la venta durante todo el año, es a partir del mes de agosto cuando comienza realmente su momento óptimo de consumo. 

Su versatilidad a la hora de preparar recetas con este producto es inabarcable, y en este sentido, el cocinero Karlos Arguiñano ha aportado un truco con el que limpiar y pelar fácilmente esta fruta antes de incorporarla a una receta.

Para ello, el primer paso es escaldar los tomates. Antes de introducir los tomates en el agua hirviendo, y para que el truco surta efecto, hay que "quitar el corazón con una puntilla" y hacer una pequeña cruz con el cuchillo en el culo del tomate.

"El tomate, una vez escaldado, es muy sencillo de pelar", ha explicado Arguiñano a los espectadores de Cocina Abierta. "La piel sale sola", ha mostrado el cocinero mientras extrae con facilidad la piel del tomate.

En su caso, la elaboración que ha preparado ha sido una mermelada de tomate, por lo que, tras pelarlos, los ha cortado en cuatro cuartos, les ha retirado la parte más dura y ha quitado las pepitas con ayuda de una cucharilla.

Entre sus múltiples beneficios para la salud, el tomate es un potente antioxidante, por lo que es beneficioso para la piel, y es rico en vitamina A, B, C o K, entre otras. 

Asimismo, su alto contenido en minerales como fósforo, calcio, zinc, magnesio, potasio, sodio y manganeso, así como bioflavonoides y licopeno convierten a esta fruta baja en calorías en el aliado ideal para perder peso con salud.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento