Logo del sitio

Una receta para la historia: budín de pan y mantequilla, la debilidad de la princesa Diana

Una ración del muy inglés budín de pan y mantequilla.
Una ración del muy inglés budín de pan y mantequilla.
WIKIPEDIA/codepo8
Ficha Técnica DificultadMedia Tiempo60 minutos Raciones4-6 Calorías380 kcal.

El budín de pan y mantequilla es un pastel de pan tradicional muy popular en la cocina británica. Nació en el siglo XVII derivado de otro postre clásico inglés, el bread pudding. Cocina de aprovechamiento, al usarse el pan que ya se había quedado duro, se consideraba un postre para familias humildes.

Básicamente, se trata de colocar rebanadas de pan con mantequilla y pasas en una fuente de horno, y de cubrirlas luego con una mezcla de crema de huevo, nuez moscada, canela y vainilla. Se hornea y a comer... con mesura.

El budín de pan y mantequilla era uno de las debilidades de la princesa Diana de Gales. Cuenta Darren McGrady, que fuera su chef durante sus últimos 4 años de vida, que la madre de Harry y Guillermo tenía tres platos favoritos: las berenjenas rellenas, los pimientos rellenos y el el budín de pan y mantequilla. Vamos con el postre.

Ingredientes

Rebanadas de pan (8)

Mantequilla (100 gr)

Huevos (9, separando yemas y claras)

Leche (medio litro)

Nata (medio litro)

Azúcar (100 gr)

Mermelada (4 cucharadas)

Pasas o alguna fruta deshidratadas (un puñado)

Ralladura de naranja

Vainilla (1 vaina)

Canela

Nuez moscada

Elaboración

En un cazo echamos la nata, la leche y la vainilla. Lo ponemos al fuego y lo llevamos a hervir. Retiramos y reservamos.

Precalentamos el horno a 180 grados.

Si usamos pan de molde, cortamos las rebanadas en triángulos.

Mezclamos la mantequilla (que esté blanda) con la ralladura de naranja, la canela y la nuez moscada.

Esa mezcla la extendemos por las rebanadas de pan.

Batimos las yemas. Añadimos la clara (sólo una) y el azúcar.

Recuperamos la leche y la añadimos. Mezclamos.

Las rebanadas de pan las ponemos cubriendo la superficie de un recipiente para horno.

Echamos la mitad de la crema que acabamos de hacer y unas pasas.

Y ahora otra capa: pan, crema y pasas.

Dejamos que el pan se empape bien y metemos el recipiente al horno durante 30-40 minutos.

Le ponemos un poco de agua a la mermelada y de ese modo pintamos la superficie del budin.

Metemos al horno otros 10 minutos para que quede crujiente y tostado.

Dejamos enfriar... y a comer.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento