Logo del sitio

La receta típica de un pueblo español que está entre los mejores platos de fideos del mundo

Fideos de Vermar
Fideos de vermar
GMVozd / iStock
Ficha Técnica Dificultadmedia Tiempo01:30 Raciones4 Calorías318

Parece que los días de sol y calor asfixiante van dando tregua, dejando paso a la bajada de las temperaturas, las mantitas en el sofá, las botas, y por supuesto, los platos de cuchara. 

Hay quienes no perdonan meterse un buen plato de alubias o cocido entre pecho y espalda en pleno mes de agosto por muchos grados que marque el termómetro, aunque hemos de confesar que con el tiempo otoñal, la cosa nos va apeteciendo más. 

No hay nada como disfrutar de los productos y las recetas de cada temporada, y llegado el otoño, los gazpachos y salmorejos dejan paso a las sopas, los pucheros y los platos de cuchara. Y aunque seguro que tienes tu receta de sopa favorita, toma nota de esta que quizás no conocías y está para chuparse los dedos.

En honor a la vendimia mallorquina

Aunque este plato se ha popularizado por toda la isla de Mallorca, su origen se encuentra en Binissalem, y es que los fideus de vermar son una auténtica tradición de la localidad para alegrar la vendimia. 

Se trata de una receta de fideos en salsa de carne con muslo de cordero que no deja diferente a aquellos que lo prueban. Si no tienes previsto próximamente un viaje a Mallorca, toda nota de cómo elaborar esta receta en casa.

Fideos de vermar

Ingredientes

1/2 kilo de muslo de oveja

2 litros de caldo de carne 

1 cebolla mediana

2 ajos

2 tomates de ramellet

1 brote de tomillo

1 brote de moraduix

Un pellizco de canela molida

4 clavos molidos

Pimienta

200 g de fideos

1 pebre de cirereta 

Vino blanco

AOVE

Sal

Elaboración

Elimina la grasa de la carne y se córtala en trocitos.

Pon una cazuela con 4 cucharadas de aceite de oliva al fuego y, cuando esté caliente, añade los trozos de carne y los dos ajos. Salpimienta y sofríe hasta que se dore. 

Añade un chorrito de vino blanco. Mientras tanto, pela la cebolla y pícala muy fina. 

Raya los tomates.

Pon el caldo al fuego en otra cazuela.

Cuando la carne ya tenga color, incorpora la cebolla y baja el fuego al mínimo. Cuece el conjunto removiendo de vez en cuando. 

Cuando la cebolla quede transparente, añade el tomate y sube el fuego.

Cuece hasta que el tomate tenga un aspecto brillante. 

Echa el caldo hirviendo e incorpora el tomillo, el clavo, el moraduix, la canela y el pebre de cirereta a trozos y lo llévalo a ebullición hasta que la carne esté bien tierna, más o menos una hora.

Añade los fideos dentro del caldo hirviendo el tiempo que indique el paquete. Una vez cocidos, apaga el fuego y deja reposar 5 minutos antes de servirlo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento