¿Se pueden congelar los táper de cristal o de plástico?

Comida en un tupper.
Comida en un tupper.
EUROPAPRESS
Comida en un tupper.

Los tupper (táper podemos decir ya) surgieron como una nueva forma de almacenar y conservar la comida durante más tiempo y de manera organizada. De tal forma que nos permiten preparar comida casera y conservarla sin que pierda sus propiedades.

El alimento hay que guardarlo en la nevera lo antes posible y no dejar a temperatura ambiente más de dos horas (una hora si la temperatura ambiente supera los 30 grados: cuidado, ahora en verano). A partir de ese momento, es más probable que las bacterias proliferen.

Los táper (fiambrera, tartera...) que usemos deberán estar perfectamente cerrados y separados de otros alimentos, sobre todo los crudos, y no deben permanecer en nuestra nevera más de tres días.

Un buen táper es totalmente hermético y soporta desde 120º hasta 30º bajo cero

Aunque una fiambrera de plástico suele estar libre de bisphenol A o BPA, el calor y el paso del tiempo pueden liberar ftalatos, descriptores endocrinos que son perjudiciales para la salud. La mejor opción es uno de vidrio, que además conserva mejor el sabor.

Ahora tenemos incluso los tuppers al vacío, que aguantan hasta 15 días sin necesidad de congelar la comida que contengan. En teoría, este tipo de fiambreras hacen que no sea necesario congelar los alimentos. Pero, ¿y si queremos o tenemos que congelar un táper con comida?

Símbolos de los tupper.
Símbolos de los tupper.
Twitter / OCU

Los de plástico son los más versátiles a la hora de conservar comida. Son flexibles, ocupan poco espacio y sabemos cómo limpiarlos bien (la grasa no siempre sale fácilmente). Pero el plástico puede alterar el sabor de los alimentos o, si utilizamos fiambreras improvisadas (hechas de un plástico no pensado para este uso), pueden liberar sustancias perjudiciales.

Recuerda que un verdadero tupper debe llevar grabado en el exterior (en el fondo) una copa y un tenedor. Eso indica que es aptos para usarlo con alimentos. Debe ser totalmente hermético y mejor semirígido. Idealmente, debe soportar desde los 120º hasta los 30º bajo cero.

Mejor de cristal, pero...

Ya vemos que los táper de vidrio son la mejor opción. Pese a ser más frágiles, conservan mejor la comida y su sabor original. Pero el problema es que puede explotar en el congelador (en uno casero la temperatura puede llegar a los -30º) o luego al descongelarlo.

Lo mejor es usar 'tuppers' redondos porque su hermeticidad es superior

Lo mejor es usar tuppers de boca ancha y alargados. Los más habituales (sean de plástico o de vidrio) son los cuadrados y rectangulares, pero son más seguros los redondos. En ellos la hermeticidad es superior y se puede eliminar mejor de su interior el aire residual.

Imagen de archivo de varios tupper.
Imagen de archivo de varios táper.
GTRES

Con los de vidrio, lo fundamental es no llenarlos; dejar unos pocos centímetros (3 o 4) de espacio libre para cuando su contenido se expanda. Lo mismo para una salsa: dejaremos en el frasco unos centímetros de recipiente vacío para cuando el líquido crezca en volumen.

Para que un tupper dure, conviene que, al sacarlo del congelador, lo pongamos bajo el chorro de agua del grifo antes de abrirlo (no tiene por qué ser agua caliente). Así subirá un poco de temperatura de manera no dramática.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento