Las mejores galletas para niños del supermercado, según un estudio de la OCU

Galletas de chocolate
Galletas de chocolate
GTRES

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha analizado la composición a nivel nutricional de un total de 305 galletas que se comercializan en los supermercados para los más pequeños de la casa y que suelen comer en el desayuno o en el recreo. 

La principal conclusión a la que ha llegado la organización tras esta investigación es que tienen "mucho azúcar, mucha grasa, poca fibra y colorantes". Así, la gran mayoría de los productos de este tipo que se venden "no son saludables" y, desde luego, no se deberían ingerir todos los días.

¿Qué tipo de galletas han analizado?

Este proyecto de la OCU cuenta con el apoyo del Ministerio de Consumo, desde donde el pasado mes de octubre anunciaron la prohibición de la publicidad dirigida al público infantil menor de 16 años de edad de bollería industrial, galletas, helados, zumos o cualquier otro tipo de productos con una elevada cantidad de calorías y azúcares.

Para analizar la composición de todos estos productos, la OCU ha utilizado la información que aparece en el etiquetado, así como la lista de ingredientes. De esta manera, han agrupado las galletas en seis categorías:

  • Galletas simples: estos productos son las galletas María, redondas o rectangulares, con relieve, tostadas, de canela, con formas de animales o con siluetas de superhéroes. Son las que tienen un bajo contenido en grasas saturadas (2%) y las que tienen mejores valoraciones en Nutriscore.
  • Galletas de barquillo: galletas rellenas de crema sabor cacao, vainilla o nata. Son las que tienen un alto contenido en azúcares y en grasas.
  • Galletas con chocolate: productos en los que el chocolate es el ingrediente principal, ya sea en forma de pepitas, cubriendo la galleta por completo o en forma de tableta. Los niveles de azúcares y grasas son bastante elevados y el tipo de chocolate empleado no supone ningún aporte a nivel nutricional.
  • Galletas de chocolate: es un ingrediente de la masa.
  • Galletas sándwich: de chocolate entre dos galletas.
  • Otros tipos de galletas con hojaldre, con rellenos o con frutos secos, entre otros.

Las grasas saturadas, grandes protagonistas

Una de las conclusiones principales de los análisis es que en la mayoría de los productos predominan las grasas saturadas. "El contenido graso de las galletas es de un 21% de media, pero hay galletas en las que más de un tercio de su peso (38%) es grasa".

Aunque las grasas saturadas de palma, palmiste, coco o karité son mayoritarias, estas van dejando paso a otras grasas menos saturadas, y más saludables, como son el aceite de girasol alto oleico. Sin embargo, "las grasas saturadas suponen de media el 43% del total de las grasas". En este sentido, las de barquillo y las que están compuestas de chocolate son las que tienen un mayor contenido en grasa.

El azúcar, principal componente de todos los productos

El azúcar es el ingrediente principal en todas las galletas, ya que aparece como primer componente en 90 productos. "Es posible encontrar galletas sin azúcares añadidos, en las que se sustituye el azúcar por edulcorantes", aclara la OCU. No obstante, "no es una buena solución, sobre todo si los edulcorantes son polialcoholes (xilitol, maltitol), cuyo consumo excesivo puede tener efectos laxantes". 

Pero pocas marcas se atreven a elaborar sus productos sin azúcares y sin edulcorantes. "De las 30 galletas sin azúcares añadidos, tan solo en tres productos no se ha recurrido a edulcorantes para suplir la falta de azúcar". De esta manera, el contenido medio de azúcar añadido en las galletas es de 32 gramos de azúcares por 100 gramos de galletas.

Escaso aporte de fibra

Aunque estos productos están elaborados a partir de cereales, el contenido en fibra no es elevado, tan solo tiene un 3% de media. "Las galletas se elaboran con harinas refinadas y fibra añadida, en lugar de harina integral, mucho más saludable", subrayan. 

Además, "las galletas no aportan ningún beneficio extra por estar enriquecidas en vitaminas y minerales", aclaran. Por otro lado, los aditivos desempeñan un papel clave en la elaboración de las galletas y hacen que sean apetecibles. "Los más comunes son los gasificantes, o levaduras químicas; son sustancias que liberan gases para hacer crecer el volumen de la masa".

Después de realizar este análisis, la OCU concluye que no es una buena alternativa que los niños y niñas consuman este tipo de productos cada día en la merienda o en el recreo. Así, proponen las siguientes opciones más equilibradas a nivel nutricional:

  • Galletas con una fruta.
  • Frutos secos naturales (no fritos ni salados) con agua.
  • Bocadillo de pan (mejor integral) con chocolate (70% de cacao) y con agua.
  • Bocadillo de pan (integral) con queso y un zumo exprimido.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento