'Raised by Wolves' es única y te damos 8 motivos para engancharte

La serie de Aaron Guzikowski y Ridley Scott llega ahora a HBO y, si no la viste antes, ya no tienes ninguna excusa 
Una escena de 'Raised by Wolves'
Una escena de 'Raised by Wolves'
Cinemanía

Las series de televisión se agolpan una detrás de la otra en esa lista que te haces en la aplicación de notas del móvil (o quizá eres de los que te apuntas todo en el whatsapp) y a veces te da un poco de ansiedad tener tantas cosas pendientes para ver. Pero claro, ¿Qué haces si no? Tendrás que seguir la conversación cuando quedes, o comprobar si esa serie de la que todo el mundo habla en todas las redes sociales es, efectivamente, tan buena como la pintan... 

Hay muchísima oferta, y buenísima, y para todo el mundo. Pero un poco de monotonía en cuanto a la factura y la narrativa de las series actuales también hay. De hecho hay momentos en los que todas las series parecen la misma.

Y sin embargo, sin esperar nada, llega a nuestras vidas Raised by Wolves, una serie de ciencia ficción con producción de HBO Max que en nuestro país emitió TNT. Para quién no tuviera un operador de televisión (Movistar, Orange TV o Vodafone, por ejemplo) era imposible verla. Pero ahora es HBO España quien ha reestrenado y muchos, por fin, tendrán al alcance esta inusual obra de arte. 

Por aquí ya os la recomendamos en varias ocasiones, primero apuntando a las obsesiones ci-fi de Ridley Scott a las que daba rienda suelta en Raised by Wolves, también subrayando la creación de uno de los personajes más mortíferos del género, la Necromancer, y por supuesto analizando, como Dios Sol manda, su final. 

Ahora os volvemos a dar unas cuantas razones para que comencéis este viaje del que, os aseguramos, no os arrepentiréis. 

Ridley Scott dirige (y también es productor ejecutivo)

Una escena de 'Raised by Wolves'
Una escena de 'Raised by Wolves'
Cinemanía

Los dos primeros episodios en los que se establecen las reglas del juego son dirigidos por el tipo que también dirigió Alien o Blade Runner.

Scott realiza un trabajo soberbio llevando de la mano al espectador para ir introduciéndose poco a poco en las vidas de dos androides, Padre y Madre, cuya tarea es educar a un grupo de niños en un exoplaneta desértico y muy alejado de una Tierra ya inhabitable. 

Con un diseño de producción sobrio y también elegante, hecho con mucho gusto, es fácil meterse en la historia postapocalíptica en la que Ridley Scott destila las mejores virtudes de sus anteriores dos obras fallidas en el género, Prometheus y Alien Covenant

Creada y escrita por Aaron Guzikowski, el guionista de 'Prisioneros'

Una escena de 'Raised by Wolves'
Una escena de 'Raised by Wolves'
Cinemanía

Prisioneros es una película profunda, tenebrosa y muy personal sobre el papel del ser humano en torno a dos temas de suma importancia: el crimen y la justicia. Y con la historia entre manos de una niña desaparecida y un padre que la busca desesperado, Guzikowski escribió un guión perfecto haciendo un retrato brutal de Estados Unidos. Denis Villeneuve la convirtió en la estilizada película que sigue siendo. 

El talento de Guzikowski para ahondar en la naturaleza del ser humano alcanza en Raised by Wolves unas cotas muy altas. Como en otros clásicos de ciencia ficción como la mismísima Blade Runner o también Ex Machina, los androides funcionan como catalizadores de diversos dilemas morales que en Raised by Wolves se van reproduciendo en una historia que no para de crecer capítulo a capítulo hasta alcanzar el tamaño de los mitos. 

La escritura de Guzikowski está bañada por un estilo muy cerca de los clásicos literarios del género, por poner algún ejemplo estaría cerca de Asimov o de algún relato de Philip K. Dick y eso aleja este show de cualquier otra propuesta televisiva. 

¿A quién no le gusta probar cosas nuevas?

Una escena de 'Raised by Wolves'
Una escena de 'Raised by Wolves'
Cinemanía | Coco Van Oppens

Raised by Wolves es una serie completamente diferente a cualquiera que tengas en tu lista de series pendientes o a cualquiera que hayas visto antes... Excepto si has visto Twin Peaks

La obra de David Lynch y la de Guzikowski no se parecen en absoluto, pero sí que tienen una cosa en común que es importantísima: Ambas huyen de lo convencional y no obedecen en absoluto a las fórmulas de éxito de la televisión actual.

Sencillamente la serie se construye en un tempo diferente donde el espectador es una pieza clave y donde, por supuesto, se le trata como a alguien inteligente y con curiosidad. 

La fotografía

Una escena de 'Raised by Wolves'
Una escena de 'Raised by Wolves'
Cinemanía

La fotografía de Dariusz Wolski y Ross Emery es excelente, casi hipnótica. Wolski ya trabajó con Ridley Scott en películas del género como Marte o Prometheus, ambas con una foto radicalmente distinta pero igual de asfixiante. También hizo un trabajo exquisito en Sicario, de Villeneuve. No sería disparatado decir que Wolski es uno de los mejores en los suyo. 

Y Emery no se queda corto con películas como Matrix o Dark City en su haber. 

En Raised by Wolves trabajan texturas sin apenas variedad de colores, salvo cuando los personajes viven en esa especie de simulación más saturada y vívida que el mundo real, en la que los personajes experimentan su propio Matrix. 

En el resto del metraje, sobre todo en el planeta Kepler 22b, todo tiene tonos marrones o ligeramente amarillentos, y siempre como si una tormenta de arena estuviera a punto de llevarse el asentamiento por delante. El metraje nocturno transcurre bajo un azul metalizado, la luz que llega desde las varias lunas que escoltan el planeta. Este trabajo es importantísimo porque desde la foto se construye la identidad del exoplaneta, que es también un personaje de la propia serie.

Una narrativa repleta de detalles inquietantes

Escena de 'Raised by Wolves'
Escena de 'Raised by Wolves'
Cinemanía

La forma en la que los múltiples detalles inquietantes o pistas cimentan la narrativa de esta serie la convierten en un desasosegante rompecabezas. 

Aquí los cliffhanger están por debajo de los giros narrativos, muy logrados y muy poco obvios. ¿Por qué los cultivos de Padre y Madre crecen en espiral? ¿Por qué enferman los humanos en este planeta? ¿Qué hay al final de los agujeros en la tierra? ¿Qué son los esqueletos alienígenas con forma de dinosaurios?

Todo se va resolviendo en este espectáculo que se toma su tiempo para encontrar el equilibrio entre la trama principal, el arco de los personajes, y los misterios que rodean a este apocalipsis humano. 

Interpretaciones desconcertantes

Una escena de 'Raised by Wolves'
Una escena de 'Raised by Wolves'
Cinemanía

Destacan, claro, las interpretaciones de los androides, desprovistos de toda fe y creados con el único fin de tener y proteger a unos niños que son la semilla de una nueva humanidad. 

Ambos personajes se mueven como androides y piensan como androides, son fríos y también padecen cierta falta de picardía. Pero a medida que la serie avanza los comportamientos de estos cambian, los androides aprenden y las interpretaciones comienzan a evolucionar de una manera suave y convincente

Sin embargo, los personajes humanos de la serie evolucionan de una forma más desconcertante aún. Sobre todo Marcus, el personaje interpretado por Travis Fimmel está repleto de matices y de giros muy sorprendentes y perfectamente escritos donde no chirría absolutamente nada pero con los que es fácil quedarse con la boca abierta. . 

Habla de todo lo importante 

Una escena de 'Raised by Wolves'
Una escena de 'Raised by Wolves'
Cinemanía

El punto fuerte de esta serie es la inmensidad de interesantes reflexiones que guarda. 

Comienza como un tratado sobre la naturaleza y la crianza. Ser madre y padre en un entorno natural, sin explotar y lleno de peligros. 

Los androides han sido creados por alguien consciente de la envergadura de los errores humanos a con los que se han exprimido todos los recursos en la Tierra. 

Y de repente entran en la ecuación los mitraicos, los humanos que adoran al Dios Sol y que al igual que los androides buscan encontrar un nuevo hogar mientras la Tierra muere en mitad de una batalla encarnizada entre creyentes y ateos. 

El equilibrio entre fe, creencias, religión y ciencia, identidad o ateísmo sobrevuela cada capítulo y las ideas que salen a flote son más interesantes cuanto menos se verbalizan. El subtexto de cada escena o diálogo es importantísimo. 

Raised by Wolves también habla de la conciencia humana en confrontación con la vida artificial. 

El destino o el libre albedrío también son temas que se mascan sobre todo en los capítulos finales. 

Una serie inmensa que merece su personaje principal. 

Amanda Collin

Una escena de 'Raised by Wolves'
Una escena de 'Raised by Wolves'
Cinemanía

Esta actriz más o menos desconocida interpreta a Madre. Es el ser más poderoso y letal creado por el hombre, una necromancer. Solo que en este caso está diseñado para criar a sus hijos, los fundadores del nuevo mundo. 

Es un personaje complejo y lleno de contradicciones: Madre es peligrosa, a veces amable, salvaje, violenta, sobreprotectora, es inteligente, de hecho es más que eso, es sabia. También se equivoca, aprende, tiene miedo, sufre y experimenta la felicidad en alguna ocasión. 

El trabajo de Collin es soberbio y su rostro, su figura que dota a Madre de todo su peso la hacen imprescindible. La serie no se entiende sin ella y su presencia constante es el pilar sobre el que se sostienen todas las virtudes de Rised by Wolves. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento