Matt LeBlanc, lo mejor de 'Friends: The Reunion': sus grandes momentos en el especial

Tapas del váter, goteras, hombros dislocados y mucho más: Matt LeBlanc sigue siendo la gran estrella de 'Friends'.
Matt LeBlanc en 'Friends: The Reunion'
Matt LeBlanc en 'Friends: The Reunion'
Cinemanía

[ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS DE FRIENDS: THE REUNION]

"Tenía 11 dólares en el bolsillo cuando hizo la prueba", cuenta la creadora Marta Kauffman en Friends: The Reunion al recordar la audición de Matt LeBlanc para Friends. Ya tenían a Ross (David Schwimmer) y Phoebe (Lisa Kudrow), pero necesitaban al actor guaperas que se metiera en la piel de Joey Tribbiani. Ninguno de los intérpretes que habían visto era gracioso, hasta que llegó LeBlanc y dio a Joey, ese niño treintañero y mujeriego, toda la ternura y la inocencia tontorrona que necesitaba el personaje.

De profesión, actor. Pero también amigo fiel, tierno inocentón, amante de los animales (sus pollos y patos pueden dar fe de ello), glotón insaciable, celoso de su comida (y de Abracín), ligón incorregible, fanático de los Knicks, nuestro tontaina favorito y la única persona sobre la faz de la tierra a la que perdonaríamos aquel romance imposible con Rachel (Jennifer Aniston). Así era Joey, y todo gracias al talentazo de LeBlanc. 

El reencuentro para HBO Max ha confirmado el carisma, la naturalidad y la agudeza innata de este intérprete, que ha destacado por encima de nombres propios como Jennifer Aniston. ¿Cómo? Con la misma dulzura, el mismo sentido del humor, el mismo carácter afable y la misma sonrisa imborrable de Joey. 

Que Reese Witherspoon no pueda evitar llevarse las manos a la cara de la emoción al recordar aquel episodio en el que LeBlanc le dijo su icónico "¿Cómo va eso?" no es casualidad. Matt LeBlanc pide a gritos una segunda oportunidad para consagrarse como actor y, ya solo con este especial, se ha ganado el telefonazo de los directivos de turno. Repasamos los grandes momentos que nos ha regalado.

Las manzanas de Courteney

Las manzanas de Courteney Cox
Las manzanas de Courteney Cox

El actor es el cuarto en llegar al set de rodaje de Friends y, con una gran sonrisa contagiosa, arranca recordando una divertida jugarreta. "¿Los textos de Courteney aún están escritos en la mesa?", pregunta, acercándose a la fruta que hay en la cocina de Monica. Y explica lo siguiente, entre risas: "No sabía que lo hiciera y lo vi y le pregunté: '¿Qué es esto?'. Y me dijo: 'No te metas donde no te llaman'. Así que, aquella noche, antes de rodar, lo borre todo. Y se cabreó muchísimo conmigo".

En ese momento entra Cox, emocionadísima, y LeBlanc, con la falta de malicia que lo caracteriza, le cuenta la anécdota. "No recuerdo qué episodio era, pero tenías ese texto tan largo y llevabas toda la semana peleada con él", le explica a su compañera, mientras le seca dulcemente las lágrimas: "Te lo apuntaste en la mesa". Cox pregunta: "¿Por qué lo borraste?". "Para fastidiarte", responde jocoso LeBlanc. 

El placer de un buen sillón

Matthew Perry y Matt LeBlanc en los sillones
Matthew Perry y Matt LeBlanc en los sillones
Cinemanía

También en los primeros minutos de especial, cuando se reencuentra con su compañero de desventuras Matthew Perry, le pregunta si ha estado en el set de al lado, el del piso de sus personajes. "Mira los sillones, los sillones están aquí", dice LeBlanc, ya en el salón del apartamento.

Entonces, Matt pasa a recordar el episodio El de cuando Ross y Rachel... ya sabes (temporada 2, episodio 15), en el que sus personajes no se levantaban de los sillones. Cuenta que, a principios de semana, después de leer el primer borrador, Perry le dijo que la trama era muy absurda. "Sí, pero por eso es brillante", le respondió LeBlanc: "Y lo pasamos en grande". 

Perry no aporta mucho más a la historia, pero el actor de Joey al menos ha conseguido que recree junto a él uno de los momentos más recordados de la sitcom, ese en el que Tribbiani y Bing se sientan con placer en sus nuevos sillones. 

"¿Qué te ha pasado en la cara?"

Matt LeBlanc y su accidentado casting final
Matt LeBlanc y su accidentado casting final
Cinemanía

Kauffman recuerda los 11 dólares en el bolsillo de LeBlanc al repasar su audición, y este, su accidentada caída la noche anterior. Tal y como cuenta el actor, justo antes de la última prueba, había ido con un amigo suyo a repasar los textos: "Me dijo: 'La serie va de amigos y de ser amigos. ¿De un grupo de amigos?'. Le dije: 'Sí'. Él me dijo: 'Entonces deberíamos salir a tomar unas copas como amigos".

A LeBlanc le pareció buena idea, pero las consecuencias fueron las siguientes: se despertó en medio de la noche en el apartamento de su amigo y tenía que ir al baño, pero se levantó demasiado rápido. "No puedo creer que esté contando esto, pero me desmayé un poco, como suele pasar", ha relatado tronchándose: "Y me caí de bruces dentro del váter. Y me pegué contra la tapa del váter con la nariz. Un enorme pedazo de piel se me saltó de la nariz. Me quedé mirándome al espejo y estaba sangrando un montón".

Así, tuvo que presentarse "para la gran última audición" con una costra "horrible" en la nariz. "Y Marta Kauffman me pregunta: '¿Qué te ha pasado en la cara?'. Le dije la verdad y conseguí el trabajo", concluye, con el público y sus compañeros muertos de la risa. Desde luego, la anécdota concuerda a la perfección con el personaje al que terminaría dando vida. Curiosamente, el otro actor que también llegó al casting final para Joey y se quedó a las puertas apareció en el episodio El del unagi (temporada 6, episodio 17) haciendo del clon de Tribbiani.

Las manos no engañan

Matt LeBlanc durante el quiz
Matt LeBlanc durante el quiz

El quiz de Friends: The Reunion nos ha traído a algunos de los mejores invitados del especial, todos sacados del universo de Friends. Entre ellos, estaba Thomas Lennon, que dio vida a Randall, el hombre que tenía las manos idénticas a las de Joey en el episodio El de Las Vegas (parte 2) (temporada 5, episodio 24). A Matt LeBlanc no le cuesta adivinar qué manos son las de Lennon: solo tiene que levantarse y compararlas con las suyas.

Puede parecer una escena sin importancia, pero la buena disposición del actor en el concurso (ojo a ese grito de "¡18 páginas!" al ser preguntado por el número de hojas que tenía la carta que Rachel le escribió a Ross antes de volver) es una muestra de su entrega durante todo el reencuentro. Y, encima, es el único que recuerda el nombre de Mr. Heckles.

"Mi tejado es un desastre"

Matt LeBlanc durante el especial
Matt LeBlanc durante el especial

La fama llegó a los actores de Friends de la noche a la mañana. De repente, la gente los paraba por la calle, los fans imitaban el pelo de Rachel, I'll Be There for You sonaba en todas las radios y las cadenas enviaban helicópteros a vigilar los hogares de los protagonistas. "Una vez, fue entre semana, por casualidad estaba viendo las noticias y la pantalla estaba dividida en seis recuadros. Y eran tomas aéreas, en vivo, de las casa de cada uno de nosotros", rememora Matt en el especial. 

"Podía oír el helicóptero sobrevolando mi casa. Y pensé: 'Qué narices pasa?", relata, antes de añadir entre risas: "Me acerqué a la pantalla y mi tejado estaba hecho un desastre. Así que, cuando el helicóptero se fue, cogí la escalera, subí al tejado y me quedé... No te fastidia, había goteras por un tubo". Tuvo que llamar a un techador para que fuera a arreglarlo. Así es LeBlanc, alguien tan generoso como para compartir sus experiencias más íntimas y personales en lugar de hablar sobre temas recurrentes como la exposición o el acoso mediático.

Lesiones aparatosas

El elenco viendo las imágenes en las que LeBlanc se lesiona
El elenco viendo las imágenes en las que LeBlanc se lesiona

El de cuando nadie está listo (episodio 2, temporada 3) es el episodio favorito de gran parte de la audiencia, también de Matthew Perry y David Beckham, con Joey y Chandler enfrascados en una 'guerra' que empieza con un sillón, sigue con unos cojines y escala hasta tal punto que Joey termina poniéndose toda la ropa de Chandler.

En el especial hemos averiguado que Matt LeBlanc se dislocó el hombro mientras rodaba una de las escenas en su lucha por el sofá. En determinada secuencia, Joey saltaba corriendo al sillón de la discordia justo cuando Chandler entraba en el apartamento de Monica. "Lo rodamos tres veces y salió a la perfección", cuenta Kauffman. Pero, por alguna razón, quisieron rodar una cuarta vez.

"Fui a saltar por encima de la mesa de centro", narra LeBlanc sobre esa cuarta toma: "Y, no sé cómo, pero tropecé [en los bloopers vemos que lo de tropezarse con los muebles es algo que le pasa con frecuencia]. Y se me levantaron las piernas en el aire y se me salió el hombro de la cuenca". El especial muestra entonces las imágenes en las que Matt se disloca el hombro. El siguiente quebradero de cabeza para los guionistas fue meter en la serie el cabestrillo que le pusieron a LeBlanc y se les ocurrió que Joey se lesionara saltando en la cama. 

El actor también ha añadido una curiosidad para los más supersticiosos: "Había una cosa que hacíamos en todos los episodios que no hicimos esa noche antes de empezar". "Nuestro corrillo", responde Aniston. "Y no lo hicimos esa noche", afirma LeBlanc: "Fue la única vez que no lo hicimos". A partir de entonces, si a alguien le entraban las dudas de si hacer el corrillo, LeBlanc respondía al instante: "Sí, tenemos que hacerlo". 

Jen y David... y Matt

Matt LeBlanc durante el especial
Matt LeBlanc durante el especial
Cinemanía

Sin duda, el gran sorpresón de este reencuentro es la revelación de que Jennifer Aniston y David Schwimmer estuvieron enamorados durante el rodaje de las primeras temporadas. "Éramos dos barcos que se cruzaban porque uno de los dos siempre estaba en una relación y nunca traspasamos ese límite", explica David a James Corden. Entonces, Matt Le Blanc agarra su taza y dice por lo bajini: “Y una mierda”. Aunque pronto asegura que es broma.

Su salida arranca una gran carcajada a los allí presentes y sirve para rebajar un poco la tensión (¿sexual?) entre los protagonistas de esta noticia. No sabemos cómo se lo habrán tomado Jen y David, que insistían en negar que eso fuera cierto, pero esta confesión ya no se puede entender sin la intervención burlona de LeBlanc. Joey estaría orgulloso. 

Un modelo de hombre

Ni Cindy Crawford con los pantalones de cuero de Ross, ni Justin Bieber bailando disfrazado de Sputnik, ni Cara Delevingne de armadillo navideño. El mejor modelo del desfile de Friends: The Reunion es Matt LeBlanc, que nos sorprende a todos (también a sus compañeros) sobre la pasarela con toda la ropa de Chandler. Solo por esto la participación de celebrities como Bieber en el especial ha merecido la pena. 

Su mensaje de despedida

El mensaje de despedida de Matt LeBlanc
El mensaje de despedida de Matt LeBlanc

En los minutos finales del reencuentro, regresamos al último día de rodaje de Friends. Las imágenes muestran a los actores y los creadores fundidos en un emocionante abrazo tras terminar la escena final. Tal como nos cuentan los productores en voz en off, esa misma noche empezaron a desmontar los decorados porque al día siguiente tenían que grabar un piloto allí. Sin embargo, el equipo y el reparto acabaron montando una fiesta improvisada. 

Todos se quedaron en el plató, pidieron cervezas y pizza y la gente firmó los paneles. Cuando, ya en el presente, los protagonistas se acercan a esos paneles, dan con un mensaje que llama su atención. "Oh, ahí está el mío", dice LeBlanc. Kudrow lo lee: "Yo cago aquí". El actor y Schwimmer empiezan a reírse a carcajadas. 

Puede que no sea un adiós tan emotivo como ese "los mejores 10 años de mi vida" de David, pero a original y memorable no le gana nadie. "Es bonito. No tan bonito como el mío", suelta Matt en referencia a lo que escribió Schwimmer, arrancando una nueva risotada a sus compañeros. 

Joey, el mismo de siempre

Matt LeBlanc en 'Friends'
Matt LeBlanc en 'Friends'

A punto de poner fin al especial, Corden lanza una pregunta al sexteto: ¿Dónde están sus personajes ahora? Aniston imagina para Rachel una vida de casada y con hijos con Ross. Lo mismo dice Cox de Monica y Chandler, y Lisa de Phoebe y Mike (Paul Rudd). Sin embargo, Joey siempre fue diferente, en el mejor de los sentidos, y Matt también.  

La respuesta de LeBlanc es la más honesta, realista y divertida de todas: "Creo que probablemente habrá montado una tienda de bocatas en Venice Beach". Puede que el spin-off centrado en su personaje funcionara tan bien como la carrera como actor del propio Joey, pero, si algo ha dejado claro Friends: The Reunion es que Matt merece un resurgimiento. Ha sido el gran protagonista del especial, imponiéndose con su campechanería, su alegría contagioso y su capacidad para reírse de sí mismo al resto de sus compañeros. 

Ahora que ha terminado la serie Man with a Plan, estamos deseando que algún director descubra y explote su potencial. Si ha sido capaz de hacer todo esto en dos horas de especial junto a seis personas más, sin guion y sin Abracín, qué no podría hacer en manos de los creadores adecuados... Desde CINEMANÍA, esperamos comprobarlo muy pronto.

Y por si aún te quedan dudas de su genialidad, te dejamos esto: 

Friends: The Reunion está disponible en HBO España. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento