La segunda oportunidad del Darth Vader de Hayden Christensen en el universo Star Wars

Después de numerosos rumores estos años, quien fuera Anakin Skywalker regresará en las series 'Obi-Wan Kenobi' y 'Ahsoka'. 
Hayden Christensen en 'La venganza de los Sith'
Hayden Christensen en 'La venganza de los Sith'
Cinemanía

En 2001, Hayden Christensen conseguía una nominación al Globo de Oro por La casa de mi vida. Tan solo un año después, el filme de Irwin Winkler también le proporcionaba el Trofeo Chopard de Cannes, dirigido a los mejores actores revelación. Su victoria en el certamen galo sorprendía por su coincidencia temporal con el Premio Razzie al peor actor de reparto por su llegada al universo Star Wars en el Episodio II: El ataque de los clones, un galardón maldito en el que repetiría en 2005 con el Episodio III: La venganza de los Sith. El comienzo de un trágico destino. 

Antes de viajar por una galaxia muy, muy lejana, Christensen había conseguido trabajar en filmes del calibre de En la boca del miedo (John Carpenter, 1994) Las vírgenes suicidas (Sofia Coppola, 1999) y en la serie Tierras altas, por la que George Lucas acabaría posando sus ojos en el actor. La mala reputación obtenida por la segunda trilogía de Star Wars provocaba el odio del público y cierta parte de la crítica hacia Christensen, la principal fuente de su descenso inmediato a los infiernos. 

Acusado de ser el hombre de hielo en sus interpretaciones, el actor se alejaba de los focos mediáticos en su granja situada en Canadá y reparecía momentáneamente con pequeñas incursiones en filmes de Hollywood. A partir de entonces, sus pocas participaciones en películas como Jumper, Ladrones o El último hombre irían acompañados de las peores críticas posibles y el odio sinigual de la gente. 

Su retorno a una Galaxia muy, muy lejana

El factor nostalgia y la llegada de la nueva trilogía de Rian Johnson y J.J. Abrams provocaba un cariño inusitado por las películas protagonizadas por Christensen y un cambio progresivo de la opinión del público, que pedía el retorno de un actor tratado injustamente ante un guion más que problemático. Una controversia respecto al libreto que nunca le gustó a George Lucas"si criticas los diálogos románticos de El ataque de los clones, no entiendes Star Wars"

Esta nueva mirada hacia el pasado era la que permitía que el actor pusiera voz en 2019 a varias escenas de Star Wars: El ascenso de Skywalker, que finalmente quedaban fuera del montaje final. Una época en la que también se produjo su participación en la promoción de la apertura del Star Wars Galaxy Edge, ubicado en Disneyland (Anaheim, California). Su nuevo acercamiento hacia la franquicia intergalactica era cada vez más patente. 

Todo era propicio para el regreso a Star Wars del joven Anakin Skywalker/Darth Vader, quien aparecerá próximamente por partida doble en las nuevas series de Lucasfilm para Disney+ Obi-Wan KenobiAhsoka. Vapuleado por muchos y ensalzado por otros tantos, Christensen tiene una nueva oportunidad para demostrar su talento. ¿Sabrá aprovecharla?

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento