'And Just Like That...' Episodio 10: Final lleno de viajes (espirituales y literales) con vuelta a los orígenes de ‘Sexo en Nueva York’

La primera temporada de la nueva 'Sexo en Nueva York' se ha despedido de la forma más dulce, y con algún que otro parche cubriendo heridas recientes.
And Just Like That...
And Just Like That...
Cinemanía

Tras diez semanas siguiendo las nuevas vidas de las protagonistas de Sexo en Nueva York 18 años después del final de la serie original, And Just Like That... ha acabado dejándonos con ganas de más. Primero autoparódica y, según han ido avanzando los capítulos, cada vez más tierna y emotiva, esta primera entrega de capítulos ha sabido apañárselas para dejarnos expectantes, pese a que todas las historias han sido cerradas prácticamente según lo esperado.

Con el viento a favor de la protagonista, Carrie ha sabido ganarse nuestro cariño en su versión más madura tal y como lo hizo a finales de los 90, demostrando así que su charm ha seguido intacto todos estos años. Al igual que intactas se han mantenido las prendas de alta costura de su armario, antes a la última y ahora vintage.

And Just Like That...
And Just Like That...
Cinemanía

Un pequeño empujón para encontrar su sitio (y el de Big)

Después de ver a Carrie durante 10 capítulos sin saber muy bien cómo reconducir su vida tras quedarse viuda, han bastado 38 minutos del episodio final para llevar su historia al mejor de los puntos: ha conseguido que las cenizas de Big reposen en el lugar adecuado tras toda una temporada metidas en su armario (¿dónde si no?), ha afianzado su carrera profesional en el mundo del podcast con un guiño a la columna de sexo que le dio la fama años atrás y, lo más importante, ha demostrado estar de nuevo abierta al amor.

Su viaje a París para tirar al Sena las cenizas de Big ha culminado no solo con el vestido más overdressed que le hemos visto hasta ahora, sino con una posible reconciliación con Samantha (Kim Cattrall). ¿Significará esto que veremos a la más deslenguada de las antiguas protagonistas en la segunda temporada de And Just Like That..., o ambas mantendrán una relación a distancia vía whatsapp como hasta ahora?

And Just Like That...
And Just Like That...
Cinemanía

Lo menos creíble de la última aventura de Carrie en este episodio no ha sido el tirar al río las cenizas de su marido vestida como para pisar una alfombra roja... sino el recorte en postproducción de las apariciones de Big que estaban programadas para este último capítulo: tras haber sido acusado de abusos sexuales, el equipo de la serie decidió retirar a Chris Noth del montaje final, y el resultado ha sido, cuanto menos, extraño. El viejo truco del fuera de campo, en esta ocasión se ha percibido más como remiendo de última hora que como herramienta narrativa intencionada.

El viaje de Miranda termina en un nuevo (e inesperado) destino

Decidida a apostar al 100% por su relación con Che, Miranda decide dejarlo todo por irse a Los Ángeles con su nueva pareja. Así, la abogada renuncia a la prestigiosa beca que estaba a punto de recibir, para asombro de sus amigas.

Este inesperado final feliz para Miranda (todo apuntaba a que lo suyo con la cómica no iba a llegar a buen puerto) puede ser un bonito principio de cara a una segunda entrega. Por lo pronto, para la protagonista ya ha supuesto un reseteo que le ha hecho, además de replanteárselo todo y darle un volantazo a su antigua vida, volver de alguna manera a sus orígenes.

Y esta vuelta no solo ha sido de forma metafórica ya que, en su última escena, Miranda vuelve a ser pelirroja.

And Just Like That...
And Just Like That...
Cinemanía

Charlotte nos enseña lo que es un Bar Mitzvah inclusivo

Siempre dispuesta a todo por agradar a su familia, Charlotte se despide de la primera temporada de ‘And just like that...’ organizando la fiesta más rebuscada que podíamos imaginar: un Bar Mitzvah para Rock... en versión inclusiva. 

Rebautizado como They Mitzvah (en referencia, en la versión original, a los pronombres they/them que se usan para personas no binarias) y con una rabina trans, Charlotte ha sido capaz una vez más de demostrar que su familia es su principal prioridad y que está dispuesta a todo para que sean felices. Incluso a organizar eventos que ella misma no termina de entender.

Otro final feliz para la pluscuamperfecta Charlotte, después de una decena de episodios en los que se ha tenido que enfrentar a su propio desconocimiento con las, al principio, escasas herramientas que tenía a su alcance.

And Just Like That...
And Just Like That...
Cinemanía

And Just Like That... se ha despedido tal y como empezó: funcionando como un caramelito para los fans de Sexo en Nueva York y demostrando que, pasada cierta barrera de edad, las mujeres tienen todavía muchas historias que contar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento