'And Just Like That...' Episodio 8: La confirmación (por si alguien aún no se había dado cuenta) de que Carrie Bradshaw es una señora

En la recta final de la nueva ‘Sexo en Nueva York’, todo apunta a que el clímax final será más relajado de lo que nos esperábamos al principio.
And Just Like That...
And Just Like That...
Cinemanía

Entre cambios familiares, cambios personales y cambios a la hora de imaginarse el futuro, And Just Like That... ha llegado a su octavo episodio, antepenúltimo antes del desenlace. Charlotte y Miranda han pasado por mucho durante todos estos episodios pero no ha sido hasta este cuando hemos podido comprobar que, sin darnos cuenta, Carrie se ha convertido en toda una señora.

Una señora de esas de las que hace años hacían grupos de Facebook o de esas que vemos en televisión decir que un asesino parecía buena persona “porque siempre saludaba”. Y es que la que fuese reina del glamour más frívolo de la Gran Manzana, tampoco se libra del paso de los años.

Por paso de los años no nos referimos al aumento de canas o de líneas de expresión, sino a un cambio de actitud ante la vida que nunca antes le habíamos visto a la mismísima Carrie Bradshaw. Durante esta tanda de capítulos, el personaje al que da vida Sarah Jessica Parker ha pasado por todas las cosas que la han hecho convertirse en la SEÑORA que vemos ahora: desde el luto por su marido hasta sus problemas médicos. 

Pero el cénit de este señorismo ha llegado en este episodio, cuando la hemos visto poner orden a sus ruidosos (y jóvenes) vecinos en plena fiesta, como si de Mickey Rooney en Desayuno con diamantes se tratase.

En estas, Carrie ha conocido a su jovencísima vecina, a quien no puede evitar ver como un reflejo de ella misma hace unos años y a quien, en una intentona de caerle bien, nos regala los momentos más cómicos del capítulo.

El momento más esperado entre Miranda y Steve

Después de ocho episodios haciendo hincapié en lo infeliz que es en su matrimonio, Miranda decide dejar a Steve. Y lo hace cuando Che se entera de que la abogada no está en una “relación abierta”, sino que ella es la tercera en discordia de un triángulo del que el marido de su chica no está enterado.

Miranda y Che
Miranda y Che
Cinemanía

Miranda se arma de valor y decide tener “la conversación” con su marido. Una escena que debería haber tenido lugar mucho antes y que deja un regusto algo amargo, como si hubiese merecido tener más peso en la trama en lugar de ser lo que ha sido: algo rápido que evidencie que Miranda ha pasado página y está dispuesta a mirar al futuro.

La gran incógnita es, de cara a la season finale, si “ese futuro” le corresponderá...

Nuevos vestigios de la vieja Charlotte

En los últimos episodios que hemos visto de And Just Like That..., el personaje que más está sorprendiendo es, sin duda, el de Charlotte. Mientras que al principio de la temporada se nos planteó como una ama de casa abnegada que solo vive para su familia, según avanza la serie, Charlotte está volviendo a ser Charlotte.

Charlotte
Charlotte
Cinemanía

Esa chica pija y llorona que nos encandiló hace 20 años porque nadie se esperaba que fuese a hablar con tan pocos tapujos de su (ajetreada) vida sexual ha vuelto a salir a la luz, demostrando que, pese a dos décadas de matrimonio, lo suyo con Harry sigue en plena forma.

Lo que no parece estar tan en plena forma son sus dotes para mantener con su hija Lily una conversación sobre sexo...

Así, con Charlotte volviendo a su esencia, Miranda rompiendo completamente con su antiguo yo y Carrie asumiendo la diferencia generacional que ahora le separa de la chica que llegó a Manhattan a ganarse la vida en los 90, andamos los primeros pasos del final de la primera temporada And Just Like That... ¿Qué sorpresas nos tendrán preparadas?

'And Just Like That...' Episodio 9: Las protagonistas de 'Sexo en Nueva York' hablan sin tapujos de la regla

Mostrar comentarios

Códigos Descuento