Robert Downey Jr. se sincera acerca de su adicción a las drogas: "Tardé 20 años en volver a ser persona"

El actor habla sin tapujos de sus adicciones en 'Sr.', el documental sobre su relación con su padre.
Robert Downey Jr. y su padre en el documental 'Sr.'.
Robert Downey Jr. y su padre en el documental 'Sr.'.
Netflix

Lo tenía todo, y lo mandó todo a la basura: esa es la mejor forma de describir la carrera de Robert Downey Jr. durante los 80 y los 90. Versátil y lleno de recursos, el actor figuró habitualmente en las listas de los mayores talentos de su generación, pero su periplo en Hollywood jamás llegó a despuntar por el sencillo hecho de que era un yonqui, y todo el mundo en la industria lo sabía.  

Las adicciones de Downey, pantagruélicas como eran, tenían una raíz clara, porque resulta difícil mantenerse limpio si se ha crecido en el seno de una familia donde los intoxicantes son presencia habitual. Un tema que aborda Sr., el documental distribuido por Netflix sobre la relación con su padre Robert Downey Sr., distinguido autor de cine indie y voraz consumidor de drogas, que falleció en julio de 2021.  

Según declara en la película, dirigida por Chris Smith (Fyre), Downey padre recuerda haber pasado años y años consumiendo cocaína y marihuana (entre otras sustancias) a un ritmo imparable. Downey hijo, a su vez, fue consciente de ello desde una edad muy temprana: "Siempre supe lo que ocurría en ese sótano", explica. 

Tanto el padre como el hijo reconocen que este último desarrolló esos mismos hábitos desde los ocho años. Un detalle que puede resultar terrorífico, pero que ambos abordan sin truculencia. "Alterábamos nuestra conciencia con sustancias", recuerda Robert Downey Jr. "Yo solo jugaba a un juego de querer apaciguarme a mí mismo, o de seguir colocado, antes de aceptar el hecho de que las cosas se habían salido de madre". 

"Sinceramente, y más que otra cosa, lo recuerdo y pienso 'es impresionante que de ahí pudiera salir una película terminada", recuerda. "Pero eso no consiguió detener a los Downey". 

Downey padre, sin embargo, consiguió desengancharse a raíz de su matrimonio con Laura Ernst en 1991. Aunque ella murió tres años más tarde, víctima de la esclerosis lateral amiotrófica, el actor de Iron Man asegura que ese fue el primer paso hacia su propio restablecimiento. "Aunque me llevó otros 20 años volver a ser persona, tú y Laura os convertisteis en un punto de estabilidad", reconoce, dirigiéndose a su progenitor.

Ver cómo su padre asumía su viudez sin recaer en la adicción, añade Downey Jr., le proporcionó un ejemplo a seguir. "Cuando la perdiste, y seguiste limpio, y yo seguía por ahí fuera, me decías que tenía que seguir en este planeta y no rendirme", señala. "No eras exactamente un hombre sin karma. No vamos a jugar con la verdad aquí. Pero aquello fue una cosa súper importante". 

Como un paso más en este juego de espejos, el repunte en la carrera de Robert Downey Jr. llegó tras su matrimonio con la productora Laura Levin en 2005. Ahora es uno de los actores más queridos del mundo (si ha llegado a realizar todo su potencial, es otra historia), y Sr. queda como un ajuste de cuentas con su pasado. "Con todo lo que has pasado, te lo mereces", concluye Robert Downey Sr. Y, seguramente, tenga razón. 

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento