“No hay nada como un éxito en las salas de cine”: A Steven Soderbergh no le preocupa la decisión de Warner

La major resolvió esta semana que todos sus estrenos de 2021 llegaran simultáneamente tanto al streaming como a los cines convencionales.
Steven Soderbergh
Steven Soderbergh

Este jueves Warner Media anunciaba su propósito de que todos los estrenos programados para 2021 llegaran simultáneamente a las salas de cine y a HBO Max, siguiendo el modelo de la inminente Wonder Woman 1984. Como es obvio, a la decisión le siguió un gran malestar por parte de las exhibidoras, destacando la furibunda reacción de la cadena AMC al asegurar que no iba a dejar que esto le perjudicara. Es fácil concebir, en efecto, una decisión así como el inicio de un cambio de paradigma en la exhibición cinematográfica, que ya se iba intuyendo con el poder cada vez mayor del streaming pero que ha sido precipitado por la pandemia.

Y no obstante, hay quien tampoco lo ve tan grave. Steven Soderbergh es una de estas personas, y alguien a quien escuchar no solo en lo relativo a cómo combatir el COVID-19 tras dirigir la profética Contagio, sino también cuando hablamos de plataformas de streaming y modelos de negocio. Al fin y al cabo, el director ha trabajado para servicios como Quibi y Netflix, y en breve estrenará Let Them All Talk en HBO Max (su lanzamiento está programado para este 10 de diciembre). Soderbergh ha sido entrevistado por The Daily Beast en torno a sus opiniones sobre la decisión de Warner Media y las posibles consecuencias, y ante la pregunta de si cree que es el fin de la exhibición cinematográfica tal y como la conocemos responde: “En absoluto”.

“Se trata únicamente de una reacción a una realidad económica que creo que todo el mundo conocerá muy pronto, y esta es que incluso con la vacuna, el negocio de la exhibición no será lo suficientemente robusto en 2021 como para justificar el dinero invertido en términos de promoción para el estreno mundial de tu película”, explicaba Soderbergh con toda tranquilidad. “No hay ningún escenario posible en el que un cine que esté lleno en un 50%, o al menos que no llegue al 100%, pueda compensar este gasto. Pero cambiará. Llegaremos a un punto en el que cualquiera que quiera ir a ver una película se sienta seguro”.

Soderbergh se pone en la piel de aquel ejecutivo de Warner Media que sugirió el estreno combinado en salas y en HBO Max. “Creo que alguien se sentó e hizo un análisis muy lúcido de qué iba a pasar con el COVID en 2021 y que, incluso con vacuna, vio que no sería factible”, prosigue. “Pero seamos claros: no hay ningún éxito equivalente en la industria del entretenimiento al de una película que gana miles de millones de dólares en las salas de cine. Ahí está el Santo Grial. El negocio de exhibición no se va a ir a ninguna parte. Hay demasiadas compañías que han invertido demasiado dinero con la perspectiva de que su película tenga éxito en cines. No hay nada como eso, y va a volver. Creo que Warner simplemente está diciendo que no lo hará ‘tan pronto como crees’”.

El director de Erin Brockovich señala que el estudio está en su derecho de remodelar la exhibición de forma que suponga un menor daño financiero. “Cada película es diferente y necesita flexibilidad”, defiende. “Si estás en una mala situación, tienes una película que se ha estrenado mundialmente, y sabes el mismo viernes que no está funcionando, necesitas que llegue a una plataforma tan pronto como sea posible. Has invertido mucho dinero en hacer que esto funcionara y, si no lo hace, deberías poder hacer lo que quisieras. Los cines van a quedar dañados de todos modos una vez la película se ha hundido”.

Soderbergh propone, por último, que los cines insistan en el reestreno de películas clásicas que nadie haya podido ver dentro de una pantalla grande en la actualidad… algo que más o menos se ha hecho en los últimos meses, sin que por lo general haya habido grandes beneficios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento