Una partitura imposible: así hizo Ludwig Goransson la música de 'Oppenheimer que ha ganado el Oscar

El compositor se enfrentó a un verdadero desafío cuántico a la hora de ponerle música al filme de Christopher Nolan. Su trabajo ha sido galardonado con el Oscar de mejor música original.
El músico Ludwig Göransson (izq.) y Cillian Murphy en el póster de 'Oppenheimer'.
El músico Ludwig Göransson (izq.) y Cillian Murphy en el póster de 'Oppenheimer'.
Cinemanía
El músico Ludwig Göransson (izq.) y Cillian Murphy en el póster de 'Oppenheimer'.

Con 'solo' 100 millones de dólares de presupuesto y 57 días de rodaje, Oppenheimer es una película modesta para los estándares de Christopher Nolan. Lo cual, siendo su director quien es, no significa que estuviese libre de desafíos: Ludwig Göransson, el compositor de su banda sonora, lo sabe muy bien. 

Llegado a la película para cubrir la ausencia de Hans Zimmer (el compositor favorito de Nolan, que se había ido de viaje a Dune con Denis Villeneuve), Göransson y su esposa Serena (violinista) se enfrentaron a un reto de altura para ambientar la gloria y el tormento del científico interpretado por Cillian Murphy. 

Para empezar, la naturaleza de la historia requería una banda sonora más relacionable con un filme de terror que con un biopic al uso. Un problema que el compositor solventó usando el violín para representar a Robert Oppenheimer. "Los violines se han usado en un montón de películas de terror, y Serena y yo buscamos una forma de tomar la técnica de conjuntos de notas [clusters] del terror y convertirla en un hermoso vibrato melódico dentro de su cabeza", señala (vía Variety).

Asimismo, Nolan apostó por un montaje acelerado que no da tregua al espectador, lo que empujó a Göransson a forzar la resistencia de su orquesta. Sin ir más lejos, la pieza titulada Can You Hear the Music (referencia a una frase de Niels Bohr -Kenneth Branagh-) presenta 21 cambios de tempo en menos de dos minutos. 

"Yo creía que íbamos a tener que tocarla por secciones y grabarla compás por compás", explica el compositor. "Pero Serena me dijo: 'Son grandes músicos, ¿por qué no probamos distintas técnicas de grabación y nos las apañamos para hacerlo en una sola toma?'. Se nos ocurrió la forma de hacerlo, y por eso escuchas esa energía demente causada por ese impulso". 

Para colmo, Christopher Nolan tampoco se quedaba corto con sus demadas. Para ambientar el tramo final de la película, centrado en la caída en desgracia de Oppenheimer a manos de Lewis Strauss (Robert Downey Jr.), el director pidió "una pieza de 20 minutos con mucha acción". Durante el montaje de la película, Göransson tuvo que entregarle otro tema extenso, esta vez de 15 minutos. 

Y esto no fue todo: la producción de Oppenheimer trabajaba más a contrarreloj que el Proyecto Manhattan. Así pues, Göransson solo tuvo cinco días de plazo para grabar la BSO. "Fue una sesión tremenda, loquísima, y teníamos un montón de música para grabar en un plazo de tiempo muy corto -explica-. Pero lo conseguimos con un grupo increíble de músicos". 

¿Tendrán su recompensa todos estos esfuerzos? Dado que Oppenheimer ha sido un éxito de crítica y taquilla, no sería descabellado pensar que suene fuerte para los Oscar... e incluso que Ludwig Göransson acabe llevándose un segundo Premio de la Academia tras el que ganó en 2019 por Black Panther. Por ahora, no obstante, todo se mantiene en un estado de incertidumbre. 

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Yago García
Redactor 'Cinemanía'

Estudió Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Sus textos se publican en la revista Cinemanía desde 2005. Ha sido miembro fundador de Canino, web dedicada a la cultura popular, y redactor en el diario ADN, además de colaborador en medios como Mondo Sonoro, Neo2 y On Madrid-El País.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento