Cuatro recomendaciones en streaming para que no pierdas el tiempo

¿Estás harto de cambiar de una plataforma a otra sin saber qué ver? Todas las semanas elegimos cuatro películas o series para ti
The Mauritanian
The Mauritanian
Vértigo Films

Esto sí que es True Crime

El disidente, en Filmin

El disidente
El disidente
Filmin

“En Arabia Saudí, tener una opinión es un crimen”, dice uno de los entrevistados de El disidente. Omar Abdulaziz Alzahrani, antiguo colaborador de Jamal Khashoggi y activista saudí exiliado en Montreal, sirve de hilo conductor en este escalofriante documental sobre el fatídico asesinato del periodista en la embajada de Arabia Saudí en Estambul el 2 de octubre de 2018.

El disidente, dirigido por el ganador del Oscar Bryan Fogel (Icarus), arranca con testimonios de la policía y la fiscalía de Estambul, tan contundentes e inquietantes como esa imagen de las cámaras de seguridad en las que vemos al periodista entrar en la embajada pero nunca salir. Se revelan las transcripciones de los audios en los que se planea el asesinato –entre risas se plantean cómo lo van a desmbembrar– y del asesinato en sí –los entrevistados recuerdan el sonido del desmembramiento del cuerpo–, además de la sospecha, según las pruebas recogidas, de que fue quemado en un horno de la residencia del cónsul en el que también se quemaron 70 kilos de carne para disimular el olor.

Más allá de los escabrosos detalles revelados sobre el asesinato del colaborador del Washington Post, exiliado en EE UU tras romper con el régimen de Arabia Saudí para el que trabajó durante 30 años, El disidente toma su caso como la punta del iceberg en un país que reprime a aquellos que lo critican y que controla con mano férrea y cierta ayudita de Israel las narrativas en internet, incluidos esos dos empleados de Twitter que el departamento de justicia de EE UU acusó de ser espías bajo órdenes de Arabia Saudí.

Los diarios de Guantánamo

The Mauritanian, en cines y en iTunes, Google Play, Movistar +, Orange TV, Rakuten TV, Amazon, Filmin y Vodafone.

The Mauritanian
The Mauritanian
Graham Bartholomew

Mohamedou Ould Slahi estuvo detenido en Guantánamo sin cargos durante 14 años. Habiendo combatido en Afganistán con Al-Qaeda fue apresado por el gobierno de EE UU acusado de haber reclutado a los autores del 11 de septiembre. En prisión, escribió un bestseller titulado Diario de Guantánamo que hoy el director de La sombra del poder Kevin Macdonald ha convertido en una película.

Con dos pesos pesados de la interpretación al frente de la cinta –Jodie Foster y Benedict Cumberbatch con un digno acento americano–, The Mauritanian cuenta la investigación judicial que destapó las terribles torturas cometidas en Guantánamo.

Tahar Rahim interpreta con soltura a Mohamedou pero la película gana cuando se aleja de sus flashbacks y se centra en la abogada defensora de Foster, una activista antigubernamental desde la guerra de Vietnam, que defiende el estado de derecho en un EE UU todavía con las heridas supurantes por el terrorismo islamista. 

Ten los kleenex a mano

El amigo, en Movistar +

El amigo
El amigo
Movistar+

Siendo una película dura, El amigo está muy lejos de la dolorosa crudeza del artículo en el que se inspira, The Friend: Love Is Not a Big Enough Word, en el que Matthew Teague relataba pormenorizadamente la agónica enfermedad de su mujer y cómo su mejor amigo, que había dejado su trabajo, su vida y a su novia para mudarse con ellos y ayudarles a vivir aquel trance, le había salvado de la desesperación.

El filme de Gabriela Cowperthwaite traslada a la gran pantalla esta historia centrándose en el amigo del título, encarnado por Jason Segel en una elección de casting perfecta pues, francamente, el actor tiene pinta de ese amigo al que querrías tener cerca en situaciones tan peliagudas. Tanto él como Dakota Johnson y Casey Affleck están impecables en sus interpretaciones de este triángulo de amigos que se atrincheran juntos ante la muerte. Son lo mejor de esta cinta que salta en el tiempo sin razón aparente y que esquiva la dureza del texto en el que se inspira (no le culpamos) centrándose en los planes del personaje enfermo: cartas para sus hijas, leerles El señor de los anillos y una serie de últimos deseos que recuerdan a la maravillosa Mi vida sin mí, de Isabel Coixet.

Sin embargo, el artículo pedía más bien una aproximación a lo Fernando Franco en su durísima película Morir. “No nos decimos la verdad sobre la muerte los unos a los otros”, decía Matthew Teague en su artículo. Este filme no contribuye a lo contrario pero, eso sí, hace el visionado más llevadero.

Para arquitectos y para cinéfilos

Columbus, en Filmin

Columbus
Columbus
Filmin

Tiro para esta recomendación de fondo de armario y el mejor, qué duda cabe, es el de Filmin. En esta ocasión rescato Columbus, un filme que tuvo un discreto recorrido en salas en España pero que supo congregar a los fans de su director, el hasta entonces videoensayista Kogonada.

Prodigio del encuadre con ecos a Ozu pero situada en la arquitectónica Columbus, Indiana, la ópera prima de Kogonada retrata el encuentro entre una joven buscando su camino –deliciosa Haley Lu Richardson– y el hijo de un famoso arquitecto –John Cho– que acude a la ciudad americana cuando su padre cae enfermo.

El apego maternofilial, la incomprensión entre padre e hijo, las adicciones, la importancia del trabajo o de las vocaciones en la vida son algunos de los temas que aparecen en los paseos entre arquitectura modernista de esta improbable pareja a la que vas a querer sin proponértelo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento