Alojarse en un avión: un antiguo Boeing junto a una playa de Bali se convierte en un hotel de lujo

Exterior de la Private Jet Villa.
Exterior de la Private Jet Villa.
Private Jet Villa
Exterior de la Private Jet Villa.

Montar en un avión no solo significa viajar a otra parte del mundo, tal y como demuestra el hotel Private Jet Villa. Este alojamiento tan curioso es un antiguo Boeing 737 restaurado a la perfección para poder alojar huéspedes, y no podría estar en una ubicación mejor: al borde de un acantilado frente a una playa de Bali. Las reservas para dormir en esta llamativa villa ya se han abierto y las imágenes del avión-hotel ya están causando sensación en redes.

Hotel 5 estrellas

Dos cómodos dormitorios, dos baños completos, salón, cocina, una zona de estar y una piscina al aire libre… Por difícil que sea de creer estamos hablando de las instalaciones de un avión. Esta antigua aeronave se ha transformado en una villa de 5 estrellas tras el cierre de la aerolínea que la utilizaba, Mandala Airlines. Felix Denim, propietario de Bubble Hotel Bali y Balicopters, entre otras empresas, decidió comprar el avión retirado y darle una segunda vida, convirtiéndolo en un hotel de ensueño.

Este alojamiento de lujo también cuenta con recepción 24 horas, WiFi y aparcamiento gratuito, aire acondicionado… Y para llegar hasta allí, se puede acceder por carretera o con helicóptero, aterrizando en el helipuerto privado de la villa. Eso sí, el precio no es para cualquiera, ya que ronda los 6.000 € por noche.

Una ubicación privilegiada

A 150 metros de altura sobre un acantilado frente a una playa virgen: la ubicación de la Private Jet Villa es simplemente mágica. Concretamente, el hotel se encuentra en lo alto de un acantilado que domina la playa de Nyang Nyang, al sur de la isla de Bali. Este arenal paradisíaco se extiende por 1,5 kilómetros prácticamente desiertos, ya que a pesar de su belleza, su ubicación retirada hace que no sea un lugar muy concurrido.

Para poder disfrutar de la mejor panorámica de este paisaje y tomarnos la foto perfecta, podemos caminar sobre la propia ala de avión, que no deja más que el vacío bajo nuestros pies. Por supuesto, la estructura cuenta con todas las medidas de seguridad para que la aeronave quede bien sujeta en el terreno.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento