De los cenotes a Chichen Itzá: lugares y experiencias únicas en la Riviera Maya

Ruinas de Tulum, frente al mar Caribe.
Ruinas mayas de Tulum, frente al mar Caribe.
Getty Images/iStockphoto

El Caribe, y más en concreto la franja costera de 130 kilómetros de la Riviera Maya mexicana, es uno de los destinos que con más fuerza está atrayendo a los viajeros esta temporada. Los hoteles, excursiones, actividades y atracciones de esta región de la península de Yucatán vuelven a registros de años anteriores y las agencias y touroperadores se vuelcan en diseñar ofertas que combinan lo clásico del destino con experiencias diferentes y novedosas. Un ejemplo es Grupo Piñero, que bajo el lema de “Un Caribe Diferente”, ha lanzado una campaña con el actor Hugo Silva como protagonista de una propuesta del touroperador Soltour con estancia en los resorts de la cadena Bahía Príncipe.

La península de Yucatán no tiene ríos ni montañas, pero sí un fenómeno natural único: los cenotes
Cenote Ik-Kil, uno de los más espectaculares de México.
Cenote Ik-Kil, uno de los más espectaculares de México.
Getty Images/iStockphoto

Baño en cenotes

La Península del Yucatán, en el Caribe mexicano, es una región única en el mundo. ¿Por qué? Porque esta península del tamaño de un tercio de España emergió del océano tras la caída del meteorito que extinguió a los dinosaurios hace millones de años. No hay montañas ni ríos en este territorio integrado por los estados mexicanos de Yucatán, Quintana Roo y Campeche y partes de Belice y Guatemala. Su suelo calizo y su selva no son aptos para la agricultura ni la ganadería, pero alberga un fenómeno acuífero único y singular: los cenotes, piscinas o pozos de agua de lluvia filtrada por su suelo. Bañarse en un cenote es una experiencia que nunca se olvida.

Submarinistas explorando el sistema Sac Actun.
Submarinistas explorando el sistema Sac Actun.
Getty Images

El sistema Sac Actun

Bajo el suelo de esta península se encuentra además el sistema Sac Actun, una de las grandes sorpresas que guarda la Riviera Maya. Se trata del río subterráneo más largo y el segundo sistema de cuevas más grande del mundo. Cuenta con una longitud total de 347,7 km (259 como río subterráneo) y con una profundidad máxima de 101,2 metros. Con 111 entradas de cenotes, se ha convertido en uno de los grandes atractivos de esta zona turística mexicana. Bucear por estas cuevas sobrecoge hasta al más experto de los submarinistas.

Pirámide de Kukulkán en el sitio arqueológico de Chichen Itzá.
Pirámide de Kukulkán en el sitio arqueológico de Chichen Itzá.
Getty Images/iStockphoto

Una de las 7 maravillas del mundo

No hay que dejar la Riviera Maya sin visitar su principal atractivo cultural: el lugar arqueológico de Chichen Itzá, declarado Patrimonio de la Humanidad y una de las siete maravillas del mundo actual. Exponente máximo de la civilización maya, que alcanzó su plenitud en los siglos XII y XIII, el sitio incluye, además de su icono, la gran pirámide de Kukulkán, destinada al culto y los sacrificios para sus dioses, el mayor estadio del Juego de Pelota, el Templo de los Guerreros, la Plataforma de las Calaveras y más edificios, templos y lugares de interés como el Complejo de las Monjas y el Cenote Sagrado, donde se realizaban sacrificios mayormente de niños y niñas, a los que pertenecen el 80 por ciento de los huesos hallados en su fondo. La visita a este santuario de la civilización maya proporciona sensaciones encontradas entre la belleza e historia del lugar y los ritos y sacrificios que allí se producían.

Calle de la localidad turística de Playa del Carmen.
Calle de la localidad turística de Playa del Carmen.
Getty Images/iStockphoto

La excepción de Tulum

Las ruinas de Tulum, muy cerca de la turística localidad de Playa del Carmen, es otro de los lugares de interés de la arqueología maya. Pegado al Mar Caribe, Tulum es una rara excepción de las construcciones mayas y fue sin duda uno de los lugares que más debieron sorprender a los navegantes españoles que arribaron a esta costa hace cinco siglos. La belleza del litoral gana enteros con la historia y las leyendas de estas ruinas. Es el lugar para los mejores selfis, con las ruinas y el mar de fondo.

Algunos guías turísticos que informan a los visitantes sobre los lugares arqueológicos se dejan llevar por cierto entusiasmo hacia lo que representó la civilización maya y sus aportaciones a la cultura, como su calendario y su numeración, pero evitan mostrar los lugares donde se celebraban los sacrificios humanos que impregnaban su cultura, además de ignorar la influencia española en la preservación de lo que hoy se conoce de esta civilización. Se resalta la destrucción de parte de su legado por el franciscano Diego de Landa, pero se obvia que fue este mismo fraile quien más se instruyó en la lengua y cultura mayas y que, reprendido por sus superiores y arrepentido, rescató todo lo que pudo de esta civilización y, de hecho, su labor está recogida en su libro Relación de las cosas de Yucatán y cuenta con una estatua en la localidad yucateca de Izamal.

Algunos guías turísticos se cuidan de no mostrar los lugares donde los mayas celebraban los sacrificios humanos
Playa de Akumal, donde se puede nadar con tortugas.
Playa de Akumal, donde se puede nadar con tortugas.
Simon Dannhauer

Descanso y excursiones

La Riviera Maya es sinónimo de resorts y grandes hoteles con la fórmula del todo incluido como bandera. Cadenas hoteleras como la citada Bahía Príncipe llegan a combinar hasta cuatro grandes resorts en un mismo complejo, lo que permite a sus huéspedes disfrutar de los servicios, restaurantes y espectáculos de cuatro hoteles de distintas categorías conectados entre sí. Cada uno de estos complejos proporciona a sus visitantes las excursiones a los lugares y experiencias imprescindibles de este destino: visitar los lugares arqueológicos, nadar en un cenote o con tortugas en la bahía de Akumal (que en maya significa “lugar de tortugas”), situada 35 km al sur de Playa del Carmen, o acudir a parques temáticos con ofertas activas de rutas en quads y descenso por tirolinas son algunas de las opciones recomendadas, así como navegar hasta Isla Mujeres o a Cozumel, la “isla de las golondrinas”.

Tortuga de la bahía de Akumal.
Tortuga de la bahía de Akumal.
TOBIAS HELBIG

Si el destino tiene un pero, ese es el calor húmedo, que se combate con la profusión de actividades acuáticas que brinda el destino, y las tormentas tropicales que sacuden la atmósfera de cuando en cuando. En un mismo día puede llover con fuerza y salir el sol varias veces. Recuerde que el mexicano y todo el Caribe en general es zona de huracanes. La época de mayor probabilidad de huracanes es durante el mes de septiembre, aunque también puede haber alguno entre junio y diciembre.

Sol, playa, gastronomía, cultura, aventura, experiencias, grandes hoteles y una región única en el mundo. Es el Caribe mexicano, la Riviera Maya, que ha regresado, por la puerta grande, a los puestos de cabeza de los destinos turísticos del mundo.

Bahía Príncipe Grand Tulum, resort del Grupo Piñero en la Riviera Maya.
Bahía Príncipe Grand Tulum, resort del Grupo Piñero en la Riviera Maya.
bahia-principe.com

Cómo ir y dónde dormir

La puerta de entrada a la Riviera Maya es el aeropuerto internacional de Cancún. El turoperador Soltour (soltour.es) ofrece paquetes de viaje con todo incluido y alojamiento en los resorts de Bahía Príncipe (bahia-principe.com) o en los tres establecimientos de la cadena The Fives (thefiveshotels.com), un concepto de alojamiento basado en “los cinco sentidos incluidos” que en todas sus estancias incluye cocina, sala de estar, baño y dormitorio.

Apúntate a nuestra Newsletter de Viajes y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo

Mostrar comentarios

Códigos Descuento